13 mayo 2010

El tijeretazo. De alucinar.

Si en los años que luchábamos explícitamente contra el capitalismo nos hubieran contado un panorama geopolítico y económico como el de los últimos 10 años, no nos lo hubiéramos creído. Esto ya no es capitalismo, es canibalismo. 

"Gestores" que ganan el sueldo de 1000 empleados. Empleados que ganan un sueldo que no llega para vivir, no ya una familia, sino de forma autónoma. La línea de la justicia, de la equidad suficiente para permitir una convivencia pacífica, tensada hasta la ruptura. 

Un gobierno socialista que recorta los gastos sociales y rebaja el sueldo a los funcionarios, sin tocar a los ricos, ni empresas ni personas, ni a los que han provocado la crisis por jugar a la ruleta rusa con la economía de los países, ... bueno, creo que tengo la edad ya suficiente para decir: ¿¡Hasta dónde vamos a llegar!?

Evidentemente esto ha sido producto del juego de presiones internacionales que ejercen los neocon. ¿Va a permitir el dólar un euro más fuerte? Ya. Con lo facilito que es tocar aquí, en los pies de barro de la unión ... Primero Grecia, ... luego ...

La cosa tiene una pintita muy mala. Especialmente porque la gente, el pueblo si se me permite el cultismo, está hasta las narices de la casta política. De lo que se ha robado y trajinado. Y de tanto intento descarado de manipulación. ¿Qué autoridad moral ni política tienen ahora de pedirle a los mismos de siempre, a los más débiles, que vuelvan a soportar el peso de las crisis que ellos mismos provocan? Mala pintita.

No hay comentarios: