24 febrero 2010

Donde dije digo, digo Diego.

He borrado la entrada anterior donde decía que había abierto un blog para profes de Lengua, porque lo voy a cerrar. Es dispararle a un dinosaurio con migas de pan. En realidad ésta ha sido una consecuencia del trabajo de los últimos tres años que, me parece, va a tocar a su fin.

He estado trabajando en formación continua del profesorado en un CEP o Centro del Profesorado de mi provincia. Pero como último rasgo de complicidad hacia el profesorado de la asignatura de Lengua Castellana y Literatura, les voy a comentar que cuando entré en el CEP pensaba que el gremio del profesorado más reacio a renovarse eran los de mates. Enorme error, no sé si eso era antes o era un simple prejuicio mío. El director, que es de mates, tardó muy poco en aclararme que, tras investigación con datos, el profesorado más reacio a actualizarse es el de Lengua.

Me metí a destripar estadísticas del programa de gestión del Centro y encontré que había una enorme cantidad de profesorado de lengua que participaba en actividades de formación, pero no sobre su propia materia. Parece que estén todos-as seguros de que lo saben todo. Lo nuevo también. Se nos ha caído tres años seguidos un curso sobre "Enfoques comunicativos y funcionales de la enseñanza de la lengua castellana" por falta de inscripciones. El último año, el director autorizó su realización aunque sólo había 15 inscritos, de los que 3 eran profesores-as de Lengua ¿¡¡!!? Alucinante.

Pero yo me vuelvo al aula, mis aulas son de ELE, repletas de inmigrantes, personas que por su situación son dignas de un esfuerzo, y me voy a concentrar en ello, llevo 9 años dando quiebros por la baja administración educativa, la alta es coto cerrado del partido de turno, intentando echar una mano en los temas que creía que podía aportar algo, y ahora me vuelvo al aula y necesito actualizar mi trabajo ahí. Muy especialmente mis materiales de aula pasarlos a tics.

Don Quijote, por esta vez, se aleja cabizbajo del molino. Pero con un hueso roto menos.

Salud.

No hay comentarios: