21 febrero 2009

Ni profeta ni martir quiso Antonio ser

Mi amigo Juan Torres López, catedrátido de economía política de Universidad, pero el único que queda de izquierdas, que yo conozca, viene diciendo lo que está pasando con la economía desde hace al menos 5 años, que yo lo haya oído personalmente.

Recuerdo con especial agrado los paseos tempraneros de un pasado verano por la playa de Talamanca, cuando me lo explicó despacio, por poderlo oír horas, y me decía: "mete el dinero en el calcetín, tío", y a mí me parecía un exagerado. Pero no lo era. Estaba haciendo bien las cuentas, estaba viendo meridianamente claro lo que estaba pasando: un impúdico festín de ricos y miles de allegados perfectamente organizados y legalmente protegidos se han dedicado a jugar a la ruleta rusa con el dinero de todos, acaparando cada vez más los que más tienen, y produciendo que cada vez tengan menos los que menos tienen. Es decir: cargándose de raíz el principio de justicia y equidad mínimos que debe soportar a las sociedades sanas.

Vaya festival de la peor cara del capitalismo que nos estamos comiento para empezar el milenio. A ver si no nos matan a todos con su avaricia e insensatez.

Os recomiendo encarecidamente echar un ojo a algunos de los artículos sobre esta crisis en su blog. Por ejemplo ésta: 50 píldoras para entender la crisis.

No hay comentarios: