28 diciembre 2007

Desde la admiración y el respeto: Benazir Bhutto

Por más que la posibilidad fuera patente, el asesinato cruel, el magnicidio de la Sra. Bhutto me golpea en la cara de esta fría mañana de diciembre. Me siento conmovido, dolorido, maltratado, machacado, pienso que esto no puede sino empeorar, y me hace sentir maltrecho porque están asesinando a personas y, en mi caso, van en contra de todo aquello en lo que creo.

Benazir ha sido siempre una mujer con un coraje inigualable. Recuerdo que las primeras veces que oí hablar de ella, lógicamente en relación con su vida política en Paquistán, tuve que quedarme pensando: Benazir, una mujer, gobernando en un país musulmán de pata negra. Y pensé que esa mujer debía tener el coraje del Genghis Khán, o más. Casi siempre con su velo sobre el pelo, en un gesto que hacía resaltar su origen, pero también su belleza. Hay muchas formas de llevar un velo. La suya era la de estar a la altura de sus circunstancias. Siempre en su sitio.

No tenía miedo, dicen, de los fanáticos; y mucho que lo lamento yo, digo ahora, ha querido ir a pecho descubierto contra el fanatismo loco de unos señores que se dicen musulmanes pero que no son más que una panda de asesinos fanatizados y locos, llenos de odio, rencor y violencia. Que sacan tajada de la miseria en la que viven muchos de los ciudadanos de esos países, engolosinando con vírgenes y pan a quienes de pan no disponen y viven en un infierno. Me parece de una hipocresía supina que nos sorprenda que algunos de esos supuestos mártires (asesinos en masa), provengan de nuestro mundo feliz y perfecto.

Iraq, Irán, Paquistán, Afganistán, Palestina, ... hasta que no sintamos como nuestros sus problemas, el mundo tiene un problema. Si vamos a continuar yendo a "solucionar" sus problemas a bombazos, el mundo tiene una torda y después de Benazir vamos a seguir miles a los cantos de las armas, víctimas de la política de aplicar la violencia para solucionar problemas.

Benazir, en paz descanses, estarás en nuestros corazones y en nuestros mejores pensamientos. Gracias por tu lucha, que siento que también era por mí.

01 diciembre 2007

Ojú qué gente

Aquí estoy disfrutando con mi Edubuntu último modelo, y veo perplejo que algunos se apuntan al pim, pam, pum con la Consejera de Educación, justo ahora que ha anunciado su pase al Congreso, solicitando su dimisión, supongo que simbólica, porque los resultados de las pruebas tipo Pisa que miden competencias básicas y no conocimientos, son este año igual de malos que hace dos años.

Hay que ser subnormal, o pensar que los demás lo somos, para pensar que se pueden arbitrar medidas políticas para que los alumnos obtengan esas destrezas en dos años. ¡¡¡Cambiar el sistema en dos años!!! Es no tener ni idea de qué significa educar, o mucha cara dura para sumarse a la ceremonia de la confusión que, lamentablemente y en vez de ayudar, los medios de comunicación, con frecuencia, promueven focalizando la atención hoy en la violencia, mañana en el fracaso, hasta terminar hundiendo a la poca gente que aún queda dando el callo en el sistema y convirtiendo la educación en el problema y no en lo que es: la solución

A diferencia de otros periodos de la Consejería, la que ha tenido como líder a la profesora Cándida Martínez ha puesto en marcha unas magníficas iniciativas: Plan de Formación de Inmigrantes, Interculturalidad, Plan de Educación para la Cultura de Paz y Noviolencia, Plan de Compensación, Plan de Acompañamiento, Plan de Apertura de Centros, Plan de Centros Bilingües, Centros TIC, Coeducación, Planes de Mejora e Innovación, que han tenido un éxito que los agoreros no podían prever, pero que corresponde al hecho innegable de que son políticas adecuadas y correctas para los problemas reales que la sociedad tiene y a los que la educación debe responder.

Y la prueba del algodón es que la gente más comprometida del sistema, el profesorado comprometido con su profesión (que lo hay), se ha puesto todo en pie a hacer cosas, hasta el punto que parece que lo mejor hoy sea parar un poco y reorganizar, porque seguir creciendo también significa que haya más profesionales trabajando con sentido en esta profesión. Pero efectivamente eso ha sido una apuesta firme por la calidad de la enseñanza pública. Una estrategia creativa y con éxito.

El reto ahora es que no se quemen los comprometidos mientras el 60 por ciento del claustro mira con expectación esperando la torta ajena y cobrando lo mismo.

22 noviembre 2007

Vértigos y paciencia.

Disculparé mis varios meses sin escribir con dos causas: la primera que llevo varios meses con episodios de vértigos y mareos (no, no son lo mismo, no tienen nada que ver) que me han tenido muy entretenido aprendiendo a sobrevivir perpetuamente embarcado. Por si a alguien que me leyera le sirviera de algo, parece ser que es un pinzamiento en las cervicales que restringe el caudal de sangre de alguna arteria y se recibe menos riego en zonas del cerebro, y en este caso en el oído derecho. Pero un numerito estar sin diagnóstico varios meses y pareciendo un borracho en coma etílico de vez en cuando, y en donde menos falta hace. Al parecer, cositas de la edad. Medallas de la vida.

La segunda ha sido un cambio de trabajo. Si algo tiene bueno el funcionariado docente es que hay algunas posibilidades de cambiar de puesto, o de zona geográfica (relativamente), de vez en cuando. Con lo que evitas el peor mal del docente: el aburrimiento y, por ende, su fase terminal: el quemao. Tampoco es que tengas nada garantizado, pero como medida preventiva ayuda.

Ahora estoy de asesor de un CEP, Centros del Profesorado, o Centros de Formación Continua o Permanente del Profesorado, en mi zona. Supuestamente estoy en una plaza del Ámbito Lingüístico de Educación Secundaria, pero en realidad se hace de todo y se hecha una mano a donde hace más falta.

Al parecer era éste un puesto envidiado donde solía refugiarse persona o personas adictas a la lealtad de pacotilla de los favores de partido, y donde según cuentan se trabajaba más bien poco. Desde luego, y afortunadamente, no es ese el panorama que me he encontrado. Más bien todo lo contrario, mucho trabajo, pero mucho, varias y distintas áreas de trabajo que atender, a ratos bajo presión porque se acumulan inevitablemente las actuaciones, y un grupo de personas y personos tomándose en serio su trabajo, con responsabilidad y con serios intentos de trabajar en equipo, por otro lado una delicia.

Una de las circunstancias más agradables de este nuevo trabajo está relacionada con un personaje inevitable como el miedo, el Jefe. Un profesional con claras ideas sobre cómo se gestiona democráticamente un centro o aún mejor (porque no hay otra cosa) a un grupo de personas.

Puesto que ahora estoy dedicado también profesionalmente algunos ratos a reflexionar y diagnosticar sobre aspectos educativos, a ver si me comprometo más y no se me van otra vez varios meses sin pegar ni un punto.

Ah, la paciencia del título es para ambas nuevas circunstancias por igual.

24 agosto 2007

Alicorta atención a la diversidad


Uno de los grandes retos a los que se ha enfrentado el sistema educativo español (si es que algo de él queda) durante los últimos 10 ó 12 años ha sido el de la atención educativa al alumnado inmigrante, y sobre todo, a las hijas y a los hijos de los inmigrantes.

Aunque con ciertas diferencias entre Comunidades Autónomas, la política general ha funcionado aceptablemente bien. Si alguien lo hubiera planteado, se habría formado la marimorena, pero como lo ha ido imponiendo la realidad de los hechos, primero se tensaron las vidas y culturas escolares, y luego la administración ha ido reaccionando (pocas veces programando) medidas para adelantarse a las circunstancias, más que previsibles en el caso de la inmigración.

En todas las Comunidades se ha actuado medianamente bien, curiosamente en esta área y en la práctica sin grandes diferencias entre las gobernadas por el PP o por el PSOE u otros, pero se pueden destacar Catalunya y Andalucía, no sólo por haber sido punteras, sino porque sus poblaciones absolutas y su tamaño las hacen más difíciles para aplicar políticas educativas que pretendan intervenir ya en el día a día de los centros. Y no ha sido fácil, pero la prueba de lo que digo está en que nuestro sistema educativa ha llegado a escolarizar al 118 %, sí, 118 %, de los alumnos y alumnas, es decir, al 100 % de la población española en edad escolar, y a un 18% más de alumnado proveniente de orígenes y culturas muy diversas sin que explotara la olla. Pero que nadie dude de que ha estado a presión. A mucha presión.

Primero porque es verdad, y el profesorado tiene razón en quejarse de esto, que la sociedad no puede continuar siendo cada vez más consciente de la trascendencia de la educación para todo, pero de forma parcelaria: hoy el tráfico, mañana las drogas, pasado el botellón, y al mismo tiempo desertar descaradamente de las obligaciones sociales compartidas en un mundo intercomunicado hasta la hartura, como el nuestro, donde educa todo, de manera directa o a través de los mass media. Y no puede haber peor muestra de ese descompromiso que la paupérrima asignación de medios y recursos que se le asigna presupuestariamente; seguimos a la cola de Europa, cualquiera sea el color de los gobiernos.

Dos de las políticas educativas puestas en marcha con acierto han sido la promoción de la interculturalidad más a nivel de propuesta educativa de centro y en su convivencia, y el fomento de la atención a la diversidad a un nivel más didáctico, para aplicar en el aula.

Pero uno espera siempre más. Aunque alabable, lo realizado no es más que el respeto por los principios, en concreto por el del derecho a la educación de todos los seres humanos. Está bien, pero hay más.

En concreto, de la interculturalidad, uno espera que a la inmigracion, después de lo que ha hecho por España, se la deje de considerar hipócritamente "problema". Porque no sólo nos están salvando la economía, la seguridad social o las pensiones, sino que están dando a nuestros hijos la oportunidad de ver y sentir el mundo en sus propias aulas, al lado de sus propias casas: un lujo. Al que tradicionalmente hemos alabado con el término "cosmopolita", un adjetivo con resonancias muy positivas, de diversidad cultural. Uno espera que de la interculturalidad nazca una actitud autocrítica hacia la cultura propia (o "proceso de descatetización").


Y en el ámbito de la atención a la diversidad, uno espera que en algún momento los docentes aceptemos con naturalidad que cada alumno es único, diferente e irrepetible y que debe ser tratado como tal, ya que requiere un mínimo de respeto por las capacidades que le son propias en su propio y único camino de aprendizaje.

Por petición de un amigo, he estado revisando en páginas webs de centros educativos qué trabajaban de la atención a la diversidad. En la mayoría, bajo ese apartado se recoge el número de "extranjeros del centro". Y en otros los extranjeros y los niños con discapacidad. Y esa me parece una alicorta visión de la irrenunciable diversidad humana.


22 agosto 2007

Aprender de los hijos

Dice la leyenda que los hijos están para aprender y los padres y madres para enseñar, pero esa ecuación, como casi todas las dicotómicas, es falsa. En realidad, ambos están aprendiendo, cada uno en su grado y, posiblemente (es de esperar), su propio camino.

A alcanzar esta deducción me ayudó, y mucho, una nota que dejó una de mis hijas (aunque lo he preguntado y lo he sabido, mi cabeza no quiere saber cuál) en la puerta del frigorífico:

"Ser amable es ser invencible".

Siempre que cuento esto tengo que reproducir una anécdota muy significativa que ocurrió con una de las enésimas veces que se ha reeditado sobre el frigorífico la frase, que ahí sigue. Llega una amiga de una de las niñas y lee en voz alta: "Ser amable es ser imbécil", y agrega: "Desde luego".


Desde luego, el "desde luego" lo dice todo. Es el imaginario del conocimiento colectivo el que eleva el error de lectura a verdad universal, la persona amable es tan tonta como aquellos a quienes designa el "mal sentido de la palabra bueno" parafraseando al poeta.

Pero hablamos de una conquista: la amabilidad como una opción personal contrastada, consciente y voluntaria. O de la bondad como opción personal. ¡Cómo ha sido posible que se haya marchado esta opción del vocabulario de aprendizaje infantil: "ser buena persona"! Mi madre me lo repitió miles de veces, toda mi infancia, como un valor trascendental; luego vino la realidad.

Pero es ahora, después de la realidad y a su pesar, cuando se construye una persona invencible en su amabilidad.

Cuántas horas me ha dado que pensar la frasecita. Cuando finalmente me atreví a contrastar los frutos de mis devaneos con las autoras: mis hijas, ellas ya sabían, cuando yo vi por primera vez el papelito del frigo, que era ésta, la amabilidad de segundo grado, de la que estaban hablando.

Fue entonces cuando descubrí lo importante que es aprender de los hijos. Tiene relación con aquello de que una persona es respetuosa cuando ha sido respetada, cuando ha podido paladear a qué sabe y cuáles son sus efectos. En la educación, los valores sólo se trasmiten con el ejemplo. Como en la vida.

Lo demás, al saco de la distancia que hay entre lo que se dice y lo que se hace. Al ensayo diario para actuar en el gran e hipócrita teatro del mundo.

22 julio 2007

¡¡No tendré una casa en la vida!!

Iba el otro día con mi hija a la ciudad a comprar libros, como casi siempre que voy a la ciudad, y en una céntrica calle (Ollerías, Málaga), había esta pintada que, con la comodidad de la cámara en el móvil, me apresté a tomar.


Es sencillamente patético. En primer lugar que en la rica España esté el 30 % de la ciudadanía con ese sentimiento; y en segundo lugar que ni siquiera haya rebeldía en la pintada, que no se relacione con ¿quiénes están ganando para que muchos pierdan? ¿Cómo y por qué se está permitiendo el monumental enmierde de la política municipal con la construcción? ¿Quiénes y en qué cantidades están saliendo beneficiados? ¿Está la problemática financiación de los partidos relacionada con todo esto? ¿Hasta dónde llega el cáncer? Por favor, corten ya, y por lo sano.

Por poner un ejemplo, el ex alcalde de mi pueblo, lo primero que decidió después de ser elegido alcalde fue ponerse un sueldo por encima del que recibe el Presidente del Gobierno. Menos mal que, manque tarde, su partido le ha dicho que eso es incompatible con su ideología y que tenía que rectificar. Pero estos personajes no rectifican porque están en posesión de la verdad. ¿Que qué verdad? Pues al sentirse acosado, al parecer, ha justificado el sueldecito en que es necesario "para no caer en las tentaciones". Para no robar, te robo legalmente, ciudadano. Es de disparate, y luego se pierden elecciones y se buscan chivos expiatorios normalmente en la prensa, y también traidores y desleales movedores de sillas.

¿Qué ha estado haciendo una persona con esta clarividencia en los principios en el poder municipal durante muchos años? Si quieren se lo enseño a todos con un vídeo o fotos, aunque ya salió en El País como ejemplo de acumulación deslocada de construcción invadiendo la costa y masificando hasta el absurdo las urbanizaciones, en un modelo que "mejora" el de GIL. Evidentemente, viviendo aquí, hace muchos años que veo los modelos GIL y PSOE en Marbella y Mijas costa, respectivamente, y no hay la más mínima diferencia en cuanto a política urbanística (inexistente, of course) de unos y otros. Hasta en lo del capricho por los caballos caros hay más truculentas coincidencias.

Parece que el "andaluces, levantaos" del himno de nuestra tierra vuelve a sonar lleno de sentido, ni siquiera es necesario, al parecer y en este tiempo, pedir tierra, habrá que empezar pidiendo un mínimo de honradez y justicia.

SI EL PODER CORROMPE, NO SE PUEDE ESTAR MÁS DE OCHO AÑOS EN UN PUESTO POLÍTICO DE TOMA DE DECISIONES. Es meridianamente claro.

05 julio 2007

Algo está cambiando en la educación en Andalucía

Hace un par de semanas estuvo por estos pagos la Consejera de Educación presentando la LEA en un acto al que invitaron, junto al Delegado Provincial, a todas las directoras y directores de los centros educativos de la provincia. Contra lo que pudiera parecer en estos tiempos de descreimiento, los directores llenaron una enorme sala, y no es la primera vez. Es verdad que, en general, los directores y directoras de los centros se toman estas cosas en serio. Sobre todo cuando una mujer como la señora Cándida Martínez ha demostrado año tras año que sabe escuchar, y que para nada teme el contacto directo con el profesorado, más bien lo contrario. Esta señora cree en lo que hace.

Yo reconozco que he caído o "picado" bien; de los muy atrevidos retos que ella ha lanzado, me he metido en: Plan de Formación de Inmigrantes e Interculturalidad, Plan de Educación para la Cultura de Paz y Noviolencia y en el Plan de Plurilingüismo. Me han parecido iniciativas con tanto sentido y tan necesarias, al tiempo que coherentes con una visión positiva del mundo y la historia humana, que las he apoyado con todas las fuerzas y en toda la extensión que éstas me han permitido.

Pero, permitidme que vuelva a los directores. El otro día, en la presentación de la LEA, me acordaba de cuando, hace 5 años, vino a presentar el Plan de Apoyo a las Familias, con la apertura de algunos centros a las 7 de la mañana, los comedores generalizados, y actividades por las tardes, que algunos directores sacaron un tono, en el SIEMPRE PRESENTE COLOQUIO cuando Cándida está en la mesa, que cortaba el ambiente a cuchillo, pero es también verdad que nadie se esperaba que también iban a subir los presupuestos de educación como lo han hecho.

Pero el otro día, casi todos los directores y directoras que intervinieron comenzaron con un milagroso: "En primer lugar quiero felicitar a la Consejera...", y como estaba feliz de ver a la gente contenta, me perdí la razón aportada para la felicitación, pero me creo que no era por la Ley, si acaso debemos felicitarnos todos por ella, porque con la financiación adecuada, puede convertir Andalucía en vanguardia educativa, la felicitación ha sido más bien, creo yo, por devolver la ilusión de trabajar en cosas con sentido a un montón de profesionales que, por supuesto, además de dar clases, somos ciudadanos comprometidos con la educación pública.


16 junio 2007

Noviolencia estructural

Nunca se insistirá bastante en que el término original para el concepto de noviolencia: ahimsa, ni es negativo, ni mucho menos pasivo, como en español parece dar a entender la palabara. De ahí viene, precisamente, la estrategia de unir la dos palabras en una sola. Pero lo interesante es el concepto mismo: el compromiso de no usar la violencia como ciudadanos activos con compromiso social, es decir, no usar la violencia en la lucha por la justicia, valga la contradicción de una lucha noviolenta.

¿Por qué? Pues porque los fines no justifican los medios.

Ahora bien, el desvelamiento de la violencia estructural (o las violencias estructurales) debe continuar pues cuando la violencia está en la estructura de funcionamiento es muy difícil zafarse. Ejemplos evidentes de violencia estructural son el hambre y la miseria, el nacismo o el machismo, está claro. Pero qué pasa con el jefecito de turno que no ha revisado su concepto de autoridad, y naturalmente lo "impone"; 335 días al año, 6,5 horas diarias de jefecito. Es increible el refranero: "Si quieres conocer a Pepillo, dale un carguillo".

¿Qué pasa con el padre al que "se le va la mano" con frecuencia? ¿El representante político cuyas palabras ya no difieren de sus hechos porque, por pervivir, ya no hay ni discurso? ¿qué de la presión de unos potentísimos medios de comunicación metiéndote a borbotón un antimodelo de vida basado en vivir regodeándote en la vida de los demás, sin tener nunca la oportunidad de mirar la tuya propia, claro, de eso se trata?

Y, me pregunto yo: el propio aparato llamado "de justicia" (a quién por cierto poco le importa la ídem), con sus abogado defensor y acusador o fiscal, ¿no reproduce el esquema que plantea que del choque de contrarios sale la luz, pero que no deja de ser un modelo violento de buscar la verdad? Los opuestos y enfrentados. Es la más primaria posición guerrera. El enfrentamiento nunca encuentra la verdad, no la busca, de la misma manera que no se pueden apagar fuegos con gasolina jamás se soluciona un problema con un enfrentamiento, siempre son luchitas (a veces soterradas) de poder.

¿Y esa estructura política de partes que se enfrentan, con una "oposición" así reglamentada, y que puede si quiere hacerla hasta el punto de impedir casi la gobernación, ¿no es estructuralmente violenta?


29 mayo 2007

Querido Blog: Empate de género.

Querido Blog, te tengo muy abandonado. Hago propósito de la enmierda.

Y lo hago para contar que voy a intentar cambiar de ocupación dentro de mi trabajo, a ver si puedo hacer algo con más sentido que lo que ahora me dejan hacer. Han salido plazas para asesores de Centros de Formación del Profesorado. Los últimos 9 años he estado haciendo eso, formación de profesores, además de mi trabajo usual, por ver si echaba una mano con temas novedosos y preciosos como la interculturalidad, el plurilingüismo, el fomento de la Cultura de Paz desde la educación, etc. Vamos a ver qué pasa.

Lo interesante es que en la convocatoria hay un apartado que dice textualmente:

"De acuerdo con las Recomendaciones y Directivas de la Unión Europea, en particular con la Resolución de 27 de marzo de 1995, la Recomendación de 10 de diciembre de 1996, y la Directiva 2002/73/CE, de 23 de septiembre, de 2002, que aconsejan a los Estados miembros que lleven a cabo las acciones necesarias para promover de forma activa la representación de las mujeres en los puestos de decisión política, económica, social y cultural, en caso de igualdad o empate entre un candidato y una candidata, se resolverá a favor de la candidata. En caso de igualdad o empate entre candidatos o entre candidatas, se resolverá atendiendo a la mayor puntuación alcanzada en la valoración del apartado c)."

Y debo decir que no sólo no me siento agraviado, sino que me parece bien. Hasta luego.

04 mayo 2007

Un programa político, por fin.

Con el título "Si yo fuera candidato", Edgar Morin sacó un artículo en El País el domingo pasado con un Programa Político electoral, esa rara avis del panorama social español, alucinante pero cierto. Ya ni programa, mercancía y marketing.

Como El País lo tiene sólo para suscriptores, reproduzco aquí el artículo recitando las fuentes, pero esto no debe quedar encerrado en los sótanos de los ordenadores del periódico.


TRIBUNA:

EDGAR MORIN
Si yo fuera candidato

29/04/2007


Queridos conciudadanos y conciudadanas, ante todo debo recordar que Francia no vive aislada ni en un mundo inmóvil.

Debemos ser conscientes de que vivimos en una comunidad de destino planetaria frente a las amenazas mundiales que suponen la proliferación de armas nucleares, el desencadenamiento de conflictos étnico-religiosos, la degradación de la biosfera, el rumbo ambivalente de una economía mundial descontrolada, la tiranía del dinero y la combinación de una barbarie que se remonta a la noche de los tiempos con la barbarie glacial del cálculo técnico y económico. El sistema planetario está condenado a transformarse o morir. Nuestra era de cambios se ha convertido en un cambio de era.

No os prometo la salvación, sino que indicaré la vía larga y difícil hacia una patria que sea la tierra y una sociedad que sea el mundo, lo cual significa, ante todo, la reforma de la ONU para superar las soberanías absolutas de las naciones-Estado, sin dejar de reconocer su plena autoridad en los problemas que no sean cuestión de vida o muerte para el planeta.

Haré todo lo posible para dar consistencia y voluntad a Europa y dotarla de autonomía política y militar. Le propondré un plan de conjunto: reformar su propia civilización mediante la integración de elementos morales y espirituales de otras civilizaciones; contribuir a un nuevo tipo de desarrollo en los países africanos; instituir una regulación de los precios para los productos manufacturados a bajo coste gracias a la explotación de los trabajadores asiáticos; elaborar una política común de inserción de los inmigrantes, y, sobre todo, crear un foco ejemplar de paz, comprensión y tolerancia; y en este sentido, intervenir en Darfur, Chechenia y Oriente Próximo, e impedir la guerra de civilizaciones.

En cuanto a Francia, definiré una estrategia que tenga en cuenta los acontecimientos y los accidentes. De momento, convocaré dos reuniones entre interlocutores sociales, una sobre empleo y salarios y otra sobre pensiones de jubilación.

Estableceré dos comités permanentes encargados de reducir las fracturas sociales:

1. Un comité permanente de lucha contra las desigualdades, que, para empezar, abordaría los excesos (de privilegios y remuneraciones en los escalones más altos) y las insuficiencias (de nivel y calidad de vida en la base).

2. Un comité permanente encargado de invertir el desequilibrio en la relación entre capital y trabajo, que no ha dejado de incrementarse desde 1990.

Dada la importancia vital de integrar una política ecológica, crearé un tercer comité permanente que aborde las obligatorias transformaciones sociales y humanas.

Indicaré el camino hacia una política de civilización que resucite la solidaridad, haga retroceder el egoísmo y reforme más profundamente la sociedad y nuestras vidas. Nuestra civilización está en crisis. El bienestar material -en los lugares a los que ha llegado- no siempre ha contribuido al bienestar mental, como lo demuestra el consumo desenfrenado de drogas, ansiolíticos, antidepresivos y somníferos. El desarrollo económico no ha aportado un desarrollo moral. La aplicación del cálculo, la cronometría, la hiperespecialización y la compartimentación al trabajo, las empresas, las administraciones e incluso nuestras vidas, ha supuesto, con demasiada frecuencia, el deterioro de la solidaridad, la burocratización generalizada, la pérdida de iniciativa y el miedo a la responsabilidad.

También reformaré las administraciones públicas e incitaré a la reforma de las administraciones privadas. El objetivo es desburocratizar y dar iniciativa y flexibilidad a los funcionarios y los empleados. La reforma del Estado se haría alterando la lógica que considera a los seres humanos como objetos cuantificables y no como seres dotados de autonomía, inteligencia y afectividad.

Propondré revitalizar la fraternidad, subdesarrollada dentro de la trilogía republicana. En primer lugar, fomentaré la creación de Casas de Fraternidad en las ciudades y en los barrios de metrópolis como París. Estas casas acogerían todas las instituciones de carácter solidario que ya existen (Secours Populaire, Secours Catholique, SOS Amitié, etcétera) eincluirían nuevos servicios de intervención en caso de emergencias de tipo moral o material, dispuestos a salvar del naufragio tanto a las víctimas de sobredosis de drogas como a los que sufren alguna pena. Serían focos de iniciativas, mediaciones, ayuda, información, voluntariado y movilización permanente.

Al mismo tiempo, habría que establecer un Servicio Cívico de Fraternidad que estuviera presente en esas Casas y se volcara además en las catástrofes colectivas, no sólo en Francia sino en Europa y el Mediterráneo. De esa forma, la fraternidad estaría verdaderamente integrada y viva en la sociedad reformada que deseamos.

En nuestra concepción de la fraternidad, los delincuentes juveniles no son unos individuos abstractos a los que hay que reprimir como si fueran adultos, sino unos adolescentes en edad maleable a los que hay que facilitar las posibilidades de redención. Los inmigrantes no son unos intrusos a los que debemos rechazar, sino unos hermanos procedentes de la más espantosa pobreza, creada no sólo por nuestra colonización en el pasado, sino por la introducción en sus países de nuestra economía, que ha empujado a las poblaciones rurales a la miseria de los barrios de chabolas en las grandes ciudades.

Dado que el rumbo actual de nuestra civilización privilegia la cantidad, el cálculo, el tener, dedicaré mis esfuerzos a una amplia política de mejora de la calidad de vida. En este sentido, favoreceré todo lo que sirva para combatir los diversos elementos que degradan la atmósfera, los alimentos, las aguas y la salud. Todo ahorro de energía debe ir en provecho de la salud y la calidad de vida. Por ejemplo, la desintoxicación automovilística de los centros de las ciudades, que se traducirá en una disminución de los casos de bronquitis, asma y enfermedades psicosomáticas. La desintoxicación de las capas freáticas reducirá la agricultura y las ganaderías industriales en beneficio de una agricultura artesanal que restaurará la calidad de los alimentos y la salud del consumidor.

La reducción de las intoxicaciones de la civilización (entre ellas, la intoxicación publicitaria), el desperdicio de los objetos desechables, las modas aceleradas que dejan obsoletos los productos en el plazo de un año, todo eso, debe ayudarnos a convertir la carrera para tener más en un camino para estar mejor, y debe inscribirse en una acción permanente en favor de dos tendencias incipientes que es preciso desarrollar: la rehumanización de las ciudades y la revitalización del campo. Esta última significa revivir los pueblos, mediante la instauración del teletrabajo y el regreso de las panaderías y las tabernas.

En materia de empleo, estableceré ayudas a la creación y el desarrollo de todas las actividades que contribuyan a la calidad de vida. La política de grandes obras que propondré para desarrollar el transporte por tren y carretera, ampliar y prolongar los canales y crear cinturones de aparcamientos alrededor de las ciudades y los centros urbanos permitirá, al mismo tiempo, crear empleo y mejorar la calidad de vida. Los gastos necesarios quedarán compensados en unos años por la disminución de las enfermedades sociopsicosomáticas debidas al estrés, la contaminación y las intoxicaciones.

En economía, trabajaré en favor de una economía plural, cuya evolución permitiría superar la dictadura del mercado mundial. En Francia, la economía plural, que incluirá a las grandes compañías globalizadas, desarrollará las pequeñas y medianas empresas, las cooperativas y mutuas de producción y consumo, las profesiones solidarias, el comercio justo, la ética económica, el microcrédito, el ahorro solidario que financia proyectos de proximidad y creadores de empleo. El desarrollo de la alimentación de proximidad nos suministrará productos de calidad artesanal y además nos preparará para soportar posibles crisis planetarias.

En cuanto a la educación, su misión primordial la formuló J. J. Rousseau en su Emilio: "Quiero enseñarle a vivir". Se trata de suministrar los medios para afrontar los problemas fundamentales y globales que atañen a cada persona, a cada sociedad y a la humanidad entera. Para ello, hay que descomponer dichos problemas en una serie de disciplinas compartimentadas. Lo primero que haré será instituir un curso propedéutico para todas las universidades sobre: los riesgos de error y engaño en el conocimiento; las condiciones para un conocimiento pertinente; la identidad humana; la era planetaria en la que vivimos; la forma de afrontar las incertidumbres, la comprensión del otro y, por último, los problemas de la civilización contemporánea.

El impulso para la gran reforma surgirá de las profundidades de nuestro país, cuando se dé cuenta de que puede asumir el control de sus necesidades y sus aspiraciones. Porque el país, a pesar de estar esclerotizado en todas sus estructuras, está vivo en su base. El cambio individual y el cambio social son inseparables, porque, por separado, son insuficientes. La reforma de la política, la reforma del pensamiento, la reforma de la sociedad y la reforma de la vida se unirán para desembocar en una metamorfosis de la sociedad. Los futuros radiantes ya no existen, pero nosotros vamos a abrir la vía hacia un futuro posible. Una vía que podemos impulsar en Francia y confiar en que llegue a adoptarse en Europa. Y Francia, al servir una vez más de ejemplo, transmitirá una esperanza de salvación para el mundo.

Edgar Morin es sociólogo francés. Traducción de María Luisa Rodríguez Tapia.

Impresionante Ubuntu Linux 7.04


Si se trataba de facilitarle la vida a los migrantes de Windows a Linux, Ubuntu ha ganado la partida. Tiene también sus cosas, no se puede apretar lo mismo en todas las áreas, seguro que los puretas van a llevarse las manos a la cabeza, ... pero seguro que Ubuntu hace por Linux lo que no han podido las grandes distribuciones tradicionales, atraer a un montón de gente que quiere pasarse pero no quiere aprender código máquina. Y lo entiendo. Aunque yo ya le pego al "sudo ... ".

Se necesita una conexión de banda ancha a la red pues, y aquí está lo mejor, la gestión de instalación de programas se hace por Internet, en entorno gráfico y totalmente administrado por el sistema. Facilísimo. Llevo un par de semanas dándole matraca y todo funciona, incluyendo los entornos 3D de escritorio, que son un adorno, pero que hace bonito.

Es la primera distribución que me reconoce todo el hardware incluyendo la cámara web y todo funciona. He metido todos los programas que quería probar, y todo va bien, con una estabilidad encomiable y sin fallos. Estoy alucinado.

Por el lado b) es verdad que ha ganado muchas posibilidades para el usuario novel, pero a costa de hacerle difícil el acceso a las tripas del sistema que, si no tienes conocimientos mínimos, te permanecerá oculto e inaccesible. Pero es que, efectivamente, hay muchos usuarios que no quieren saber nada de eso.

¡A migrar, ahora!

28 abril 2007

O gran dictador

Acabo de repescarle a mi amigo Juan Torres un vídeo de su página, y ambos del Youtube, el discurso de Charles Chaplin en O Gran Dictador.

¿Que por qué "O"? porque yo lo vi en Lisboa en el 74, y así se me ha quedado.

¿Quién iba a decir que esto iba a sonar revolucionario después de 30 años?

Ironías del destino.

19 abril 2007

Formación de profesores



Hace unos años (finales de 1999) se conjuraron los hados para que me decidiera a buscar qué hacer para formalizar mi solidaridad hacia los inmigrantes, casi empujado en realidad por algunos episodios xenófobos que recordar no quiero,y por el mínimo de memoria que me exigía recordar que nosotros éramos inmigrantes hace sólo unos años, y que en realidad todos somos inmigrantes en esta vida.

Me incliné por la formación de profesorado porque no se estaban haciendo las cosas del todo bien (creí percibir), en un área donde por mi especialidad podía contribuir; y por el carácter multiplicador de trabajar con profesores que aplicarán lo aprendido sobre números superiores de alumnos a los que uno puede llegar en un aula.

Fue definitiva la circunstancia de que un Director General de Educación de la Junta de Andalucía, D. Sebastián Sánchez Fernández, cuyo trabajo aunque breve ha sido enormemente trascendente para el sistema en áreas tan sensibles como la interculturalidad y atención al alumnado inmigrante, la violencia escolar y la Cultura de Paz, o la compensación de desigualdades en el sistema educativo; y con una actitud abierta y comprometida, tras una breve correspondencia por correo electrónico, me empujara profesionalmente a colaborar. Liderazgo moral, le llaman.

Di mi primer curso en la provincia de Almería en enero de 2001 en un Centro de Formación de Profesores (en familia llamado CEP), hasta hace unos días, han pasado más de 5 años y más de 250 horas de formación impartida. Sobre interculturalidad y atención en español como lengua extranjera a alumnos inmigrantes, sobre convivencia y cultura de Paz, sobre el Marco Común Europeo de Referencia sobre las Lenguas y el Portfolio Europeo de Lenguas, ambos proyectos del Consejo de Europa. Nunca he solicitado intervenir, y hace ya un año que decidí dejarlo. Los coletazos por tanto han sido responsabilidad mía.

Me gustaría hacer algunas reflexiones de cosas que he percibido. La primera ha sido todo lo que he aprendido. Como profesional sé que quien más aprende de un grupo es quien se atreve a intentar enseñar a los demás. Pero siempre le he tenido fobia a los púlpitos, y uno se pone en una situación muy delicada al decirle a otros, amablemente y con una buena preparación (eso sí), lo que tienen que hacer.

Evidentemente eso no sería posible sin que unos profesionales como la copa de un pino, después de su jornada de trabajo, tengan el valor y con la que está cayendo, se metan en otra aula otras tres horas para mejorar su trabajo.

Ha sido un enorme placer saber sobre el terreno, que hay, efectivamente, suficiente profesorado comprometido en Andalucía como para darle un vuelco, el que necesita, al sistema, y que empiecen a pasar cosas distintas en las aulas a las que ocurrían en el siglo XIX.

Sobre los déficits no me engaño y sé que en mi profesión hay de todo, como en botica, y quería apuntar sólo una por esta vez. ¿Cómo es posible que todavía haya gente planteando la diatriba de teoría y práctica?

Pocas simplezas quedan más allá de ver un mundo dicotómico, ¿Homo hominis lupus, todo es enfrentamiento, el bien y el mal, la verdad y la mentira, y tienen un mundo dividido en buenos y malos? Es una paupérrima y guerrera visión de la vida que todos empezamos a percibir como poliédrica, por lo menos.

Por supuesto, y como en el 90 por ciento de los casos, los dos. Sólo la correcta combinación de ambos hace algo valioso y productivo. Incluso en los momentos de máxima urgencia, como en un incendio, lo más valioso es poseer una buena teoría: el mejor y más rápido camino de salida. Y eso es una teoría.

14 abril 2007

Mis animales y otros familiares

Ésta señora:



Es una recién llegada a la que llamamos mayormente "Alma-en-pena", que se ha adjuntado porque tenía unos dueños que se marcharon y, como son ingleses, casi no aparecen, total que pasaba hambre y frío, y se vino a maullar como una posesa en las proximidades de la casa hasta que caímos en el pecado de la piedad.

El problema empieza ahora, pues como se ve, está bastante mayor y enferma, no podía comer lo que, eso sí, aquí comen todos los animales: bolitas de pienso (luego existo). Tenía una excrecencia en la boca ("carne crecida" le llama gráficamente la gente) y mi señora, a la que no le gustan los animales, empezó a comprarle paté de gato, bueno, mejor para gato. Y ahora empiezan los problemas.

Este caballero:


Se llama "Oso". Llevaba ya en la casa casi 10 años cuando llegó la advenediza. Y le encanta el paté, de gato o de oca, y si se tercia de cerdo, de lo que sea. Y hay que estar encerrando puertas y compuertas para que el pobre se queda mirando, y sobre todo percibiendo por esa mole de nariz con que se adorna, el paté que se come en exclusiva la última en llegar.

Pero el personaje peculiar, como se puede ver, es ésta:


A ésta le da igual ocho que ochenta del paté, del Oso, y de todos. Está siempre en el mejor lugar de cada momento del día o la noche. Es una superviviente nata. No se llama nada, o mejor dicho, se llama comodín, bueno, no es que se llame "comodín" sino que cada cual la llama como mejor le parece según las circunstancias. Le va mucho. Es más lista que el hambre y completamente feliz. Claro que para eso también se adorna de una actitud cariñosa como yo no había contemplado jamás en un animal. Parece un perro.

El Oso también se pasa de cariñoso a ratos y es un animal pacífico como jamás había visto tampoco. Le han mordido cuatro o cinco veces y ni en esas circunstancias responde violentamente. Es increíble. En cierta ocasión un perro chiquitillo y malencarado me iba a morder y él se lanzó como el Capitán Trueno. Yo me dije: "Vaya, por fin", pero qué va. Al llegar al perrillo ladrador humilló la testuz y le arremetió un limpio cabezazo. Es verdaderamente peculiar.

En fin, afanes cotidianos, que los amigos que me leen gustarán de conocer o reconocer.

20 marzo 2007

Así sí


En los próximos 5 años, el presupuesto de educación de la Junta de Andalucía aumentará el 36%. Así, sí. Me estaba costando un descerebramiento trabajar ilusionadamente en un sistema educativo con los presupuestos más bajos de Europa, y con un gobierno socialista. Llevo años comentando en charlas públicas o con otros profesores y profesoras la necesidad de que, como ciudadanos, exigiéramos más dinero para educación y salud, y que saquen esas materias de la contienda política.

Y por una vez, el bocado más gordo no es para personal, aunque la partida a este tema dedicada tampoco sea pequeña (un 35%), sino el de los gastos generales de los Centros que se lleva el 63,2% del presupuesto para los próximos años, para cumplir con la promesa de la nueva Ley de Educación de Andalucía de aumentar los gastos de funcionamiento de los centros hasta en un 45%.

La verdad es que en Educación en Andalucía corren vientos nuevos desde que llegó a la Consejería la Sra. Cándida Martínez y de la buenísima gente de la que ha sabido rodearse, directores generales de una categoría profesional intachable. Poner en marcha un montón de Planes e iniciativas, algunos de los cuales eran bombardeados por los miembros irreductibles del propio aparatichi, por simple falta de fe: "Ya verás, ¡se va a dar un batacazo! ¿Cuántos colegios bilingules dice que va a conseguir?" Honestamente hay que reconocer que las metas las ha puesto siempre muy altas, pero con una decisión encomiable, una visión clara e ilustrada, y no poca mano izquierda, no sé como lo ha hecho, pero está consiguiendo cambiar muchas cosas.

La más importante haber puesto en marcha a muchos profesionales aburridos del discurso de los "quemados", hastiados del fracasa escolar como discurso, y aún más de la llamada "violencia en la Escuela" que no es más que otro episodio de lo del grano en ojo ajeno. Y con ganas de trabajar ilusionadamente en una profesión que para ellos y ellas tiene mucho sentido. Nos llaman vocacionales, pero en realidad uno no entiende que se pueda permanecer en la docencia sin ella.

¡¡Chapeau!! Cándida.

01 marzo 2007

Aprendiendo Linux


Pues a esto me he dedicado los últimos días, abandonada la bitácora, y algunas otras cosas, y medio absorto configurando periféricos bajo Linux. Divertido, es divertido aprender. O debería serlo.

Pero, por supuesto, he instalado la distribución 4 ó 5 veces, porque aprender, lo que se dice aprender, uno siempre lo hace con errores. Es la forma natural de aprender. Por eso es incomprensible la evaluación y las metodologías basados en la detección del error. ¿Por qué no centrar más la atención en los aciertos?

En fin, aún no he podido configurar la webcam ni la impresora porque es una multifunción un poco rara. Pero ya lo haré. Ahí estoy aprendiendo a gestionar paquetes. Todavía me lío.

En cualquier caso, y leyendo blogs y foros a mansalva como he estado, también me he enterado de la existencia de los “puretas” de Linux, que acusan a Suse o Ubuntu de ser algo así como “windowsas”, algo muy malo, al parecer, en el mundo linux. Se las acusa de facilitarle la vida a la gente y así hurtarles el aprendizaje que yo me estoy disfrutando.

Pues me voy a mojar. No me parece que facilitarle la vida a la gente sea una mala acción, más bien lo contrario. Es verdad que para manejar bien cualquier máquina hay que dedicarle tiempo, pero también que no todo el mundo tiene ganas de aprender lenguaje máquina. Y está en su derecho.

Si pensamos con mentalidad de software libre, necesariamente estamos pensando también en que con ello no se colabora a ampliar la brecha de los habitantes de países pobres con respecto al mundo rico. Yo sé que no me voy a gastar ni un euro en el nuevo Vista, pero yo decido. Los que sé que no se lo van a gastar porque no lo tienen, son muchos millones de habitantes de países pobres. Y la verdad es que no los veo aprendiendo código máquina y tecleando “palabros” en la consola.

Si todo eso se puede hacer en un entorno visual comprensible para cualquiera tras unas breves explicaciones, pues mucho mejor. Además, la popularización de Linux está evidentemente ligado al aumento de sus entornos gráficos y a eso de facilitarle la vida a la gente.

Gracias Linux.

16 febrero 2007

Bajo Linux


Mi primera entrada en la bitácora bajo Linux. Llevo probando la posibilidad de trabajar con Linux unos diez años con diferente éxito, pero siempre más el deseo que la realidad. O no pude configurar la impresora, o el módem, per cada vez menos algunas de las cosas habituales que haces ya con Windows.

Hasta hoy no había podido instalar y trabajar con una distrubución sin tener ningún problema, ni de instalación, ni de configuración, y todo lo ha hecho automáticamente la distro. Y han sido dos. Primero instalé en el trabajo KUbuntu, todo funcionó de maravilla. Pero en el ordenador de casa tuve problemas con la versión para AMD 64 bits. Pero me bajé la distribución de OpenSuse específica (x86-64) y todo está funcionando a las mil maravillas.

Recuerdo de los otros intentos que también tenía problemas relativamente frecuentes con cuelgues de programas o del kernel, pero ahora tampoco. Todo va bien. Hace lo que le pides que haga, que es lo que tiene que hacer, como toda máquina.

Soy un usuario a la fuerza, nunca me he leído un manual, aunque sí consultado, pero lo mío con los ordenadores es pura intuición y mucha cara, no le temo a las máquinas. Me pueden complicar la vida en un momento determinado, pero no me pueden sorprender, mi ignorancia sí, pero la máquina no. La máquina hace lo que le digan que haga.

En realidad tampoco es que tenga nada contra Microsoft, lo tendría en todo caso contra los usuarios, que han consentido mantener el mito de que (hasta la llegada de XP) Windows era un sistema operativo. Era una patata cibernética. ¿Te imaginas que un fontanero te arregle el grifo del lavabo abriendo y cerrando la puerta del servicio? Pues eso es lo que hemos aguantado durante años con windows, cualquier problema, se reinicia y ya está. ¿Cuántas veces tuviste que reiniciar las distintas versiones de windows, especialmente el 95?

Y lo que sí tengo es la convicción de que hay que ir por la filosofía del software público, es la primera estrategia para luchar contra la brecha informática, y de la sociedad del conocimiento.

Si te animas, te cuento cómo.

08 febrero 2007

Un abrazo eterno

Debo reconocer que me encantan los abrazos. Son la señal de lo mejor del ser humano: amor, solidaridad, compañía, comprensión,...

En realidad parecen no ser exclusiva de los humanos:


Pero me ha llamado mucho la atención este abrazo eterno publicado por El País.

Una pareja, al parecer joven, de Mantua abrazada unos 5 a 6 mil años, desde el Neolítico.

06 febrero 2007

Vaya tipo


Cogió su cargo en una extraña operación jurídica en el Estado donde era Gobernador su hermano, el 11-S al parecer le vino al pelo. Ha metido al mundo en dos guerras y está haciendo preparativos como para una tercera que sería el acabose. Ha machacado con su puño y su desprecio todos los tratados internacionales habidos y por haber, desde Kioto a los Derechos Humanos, desde la Convención de Ginebra a las Naciones Unidas, a cuyo Presidente no tragaba por no seguirle la corriente.

Llevó la guerra y la desolación para luchar contra el terrorismo donde no lo había, y lo ha multiplicado por cien mil. Una guerra que logró manifestaciones mundiales en contra por primera vez en la historia, y por la que ni él ni sus compinches han pedido jamás perdón porque NO se han equivocado.

Y ahora presenta unos Presupuestos nacionales subiéndolos más de un 4% fundamentalmente para gastos que se llaman de "Defensa" y que van a servir para hacer guerras, y no habrá déficit porque el dinero se lo va a quitar a los más pobres: jubilados, indigentes, y a la irrisoria sanidad pública de su país.

Como decía el poeta: "Entre estos tipos y yo hay algo personal".

31 enero 2007

Abrazos gratis

Preciosa iniciativa que corresponde a la organización abrazosgratis.org y que han seguido estos jóvenes del Instituto de Mollina en el centro de Málaga, que yo identifique, y más lugares. Precioso. Por supuesto eso es plena Cultura de Paz.


27 enero 2007

Ego, yo, mi, me, conmigo.

Hace unos años oí en un claustro de profesores a alguien afirmar: "Reivindico mi derecho a ser egoísta, porque yo sé que todos sois egoístas.” Había reivindicado previamente “su derecho” a usar tal aula, la dirección del centro le dijo que mientras el número de aulas no fuera igual al número de profesores no se podía hablar de “mi aula” y que los criterios de uso de las aulas debían responder a las necesidades de los usuarios, no a las preferencias del profesorado. Se le acusó de egoísta y salió con eso.

Dejando de lado la grosería intelectual y las actitudes (exigibles, al parecer, sólo a los alumnos), la salida tiene su miga por cuanto necesariamente a uno le salta enseguida la pregunta a la cabeza: ¿Hay mucho profesorado con esta misma convicción? ¿Y qué hacen en la docencia? Enseñar su asignatura y ¿qué valores?

La convicción de que “el ser humano es incorregiblemente egoísta” está en la base misma del comportamiento de la jungla y su ley. Y justifica un comportamiento estructuralmente violento al afirmar una naturaleza perversa en el ser humano.

No entiendo cómo hay docentes que no se dan cuenta de que al abrir las bocas se les ven las ideas y algunas contienen todo un doctorado en su concepto (casi siempre invisible) de la naturaleza humana. Y pocas cosas más interesantes para un docente, que trabaja con personas, que ese conocimiento y una correcta actitud motivadora, instigadora, potenciadora y amable como la de creer que el que tienes enfrente no tiene remedio. Aquí cada uno a lo suyo.

Me parece que todos en la vida hemos sufrido un desvirgamiento moral al enfrentarnos con la maldad, el odio, la violencia, la enfermedad y la muerte. Pero eso no justifica torpes concepciones mentales para salir del atolladero y seguir viviendo lo más cómodamente posible. El ser humano no es malo ni bueno por naturaleza, o ambas cosas podrían afirmarse siendo al tiempo igualmente ciertas y falsas. Esta es una más de las barbaridades que produce una mente dicotómica y dual, sin capacidad para el proceso y los matices.

La ciencia humanística puede afirmar, creo, simplemente que en la naturaleza del ser humano existen ésas y más potencialidades y que, como las semillas, pueden en determinadas circunstancias desarrollarse más o menos en uno u otro sentido y siguiendo procesos frecuentemente complejos, pocas veces irreversibles.

Y la ciencia pedagógica moral (como si hubiera otra) dice que si pretendes ayudar a una persona a crecer tienes que tener un mínimo de fe en que, efectivamente PUEDE crecer. ¿No?


16 enero 2007

Vuelvo a Túnez

Y lo hago para reconocer que una de las actividades extraordinarias que te permite viajar con la familia es mantener un contacto mucho más íntimo y normalmente relajado, con un montón de horas juntos que normalmente no tienen lugar, con los hijos y las hijas. Y, por supuesto, con la pareja, con la que normalmente sí tenemos más tiempo de comunicación significativa.

Indudablemente debo reconocer que, como padre, la estrategia que mejor me ha funcionado siempre ha sido hablar, hablar mucho y sin cortapisas. Y ser sincero y honesto en la conversación, y hablar como con un amigo, no desde ningún púlpito. Conforme crecen, más valor hay que echarle a las estrategias.

Pero volvemos al tema de la construcción de valores humanos. Igualmente que afirmo del profesorado (ver "Saber Ser"), que si no se posee un valor no se puede dar, lo afirmo para ejercer la responsabilidad de la paternidad y la maternidad. Los valores no se enseñan a cogotazos ni sólo con palabras (menos aún con las broncosas que generan violencia), sino con el ejemplo. Y atención, porque cuanto más pequeños son, más preguntas e incisivos comentarios te hacen sobre las contradicciones que observan y que les llama inmediata y poderosamente la atención: "Pero, papá, ¿tú no habías dicho que ...?". Terrible, yo me echaba a temblar cada vez. Con los años empiezan a aprender algo que no deberían aprender nunca, que hay una distancia entre lo que se dice y lo que se hace, la mentira y la hipocresía van tomando su lugar. Lamentablemente.

Me gustaría comentar uno de los valores más primario: el respeto. ¿Te has planteado alguna vez que para que tu hijo-a aprenda el respeto tiene que saborearlo? Si no respetamos a nuestros hijos, no podemos pedirles que sean respetuosos. Es casi una verdad de perogrullo. Pero me temo que no está en las metas de la mayoría de los padres y madres. Sólo un hijo respetado aprende el valor del respeto. Lo demás son teorías.

Pero si has hecho tus deberes, con errores, por supuesto, sólo se aprende con errores, qué gratísimo es convivir con los hijos en un ambiente distendido, y con una profundidad comunicativa que pocas veces consigues con seres humanos. Una absoluta delicia.


13 enero 2007

A la derecha española

Bueno, nada más empezar y tengo que reconocer que el título del blog es un canto al sol, pues ya supongo que nadie de esa ideología me lee. Pero a pesar de ello, y tirando de mis mayores posibilidades en actitudes noviolentas, prosigo:

A mi humilde entender, el peor enemigo de la democracia es su perversa deriva como producto de mercado. El mercadeo electoral es un cáncer mortal para la democracia que afecta ya a algunas (si no a casi todas) de las democracias occidentales. A mí no me sorprendió nada que el Sr. Arnold Schwarzenegger decidiera meterse en política, en una (parece que larga) tradición en Estados Unidos de actores que piensan, acertadamente, que si la política se convierte en "teatro", para eso están los profesionales.

Pero ¿de verdad ustedes se creen que alguien se traga que la estrategia (no sé si llega) que han adoptado no es meridianamente transparente salvo para los que ya están convencidos de siempre de que "al enemigo ni agua", de que "duro y a la cabeza" y de que "caña al mono, que es de goma"?

La irresponsabilidad política de convertir el terrorismo en tema de disputa (no sé si legal, pero no legítima) de partidos la estamos pagando ya todos. Como dice cualquier libro de pedagogía moderna, educa un profesor en clase, pero mucho más educa el ejemplo cotidiano potenciado por poderosos medios de comunicación y manipulación de masas. Educan las palabras de un profesor, pero mucho más educa su ejemplo, el suyo y el de quienes les rodea, y el de quienes aparecen cada día en los medios creando modelos de funcionamiento social.

Como les digo a mis alumnos extranjeros, lo peor del franquismo no fue la figura del dictador, sino las actitudes que un modelo cuartelero impregnó en todas las capas de la sociedad. "Pero ¿aquí quien manda?" fue una de las frases más oídas tras el traspaso de poder hacia la izquierda de las últimas elecciones y les define.

¿Han oído ustedes hablar de la violencia estructural? Si ustedes entienden que su suprema obligación (que es en democracia el servicio público) queda servida con palos al gobierno, diga lo que diga, pues aquí lo que importa es trincar el poder a cualquier precio, incluido el de ponerse a jugar con fuego como el del terrorismo, y entonces ese es un buen ejemplo de violencia estructural. ¿Dónde quedan en ese modelo valores como el del respeto, la lealtad, la responsabilidad compartida, ... teniendo ya que renunciar a plantear valores superiores del tipo: la verdad? ¿Es ese el modelo de sociedad que proponen?

Si en la democracia todo vale con tal de cazar, capturar, someter, el poder, entonces la democracia se ha vuelto un mecanismo depredador y el ejemplo de atacar, denigrar, levantar sospechas del otro, convertido por defecto en contrincante, en enemigo, prevalece.

Quede claro que no estoy hablando de ideología política en este caso, sino de las actitudes que parecen predominar en algunas personas que, quiero pensar, no representan a todo el espectro social de la derecha española. Que espero plural y más tolerante. Por el bien de todos.


10 enero 2007

Abundantia in Pace

He tenido la suerte de pasar unos días en Túnez. Ha sido una experiencia muy agradable ver que, en efecto, como si uno tuviera que ir a meter el dedo en la llaga para confirmarlo, los musulmanes siguen siendo gente fundamentalmente pacífica, tolerante y amable. Ya sé que los hay que no, pero también que en todas partes cuecen habas, sin que en otros casos se pregunte la religión de las habas.

Estuve, ¿cómo no?, en el Museo Arqueológico El Bardo de Túnez capital, y disfruté como un enano con la belleza del mosaico de mosaicos romanos impresionantes que guarda esa colección. Y me quedé prendado en uno, con letras. Reconozco que en los restos, si veo letras, se me dispara la atención, busco la comunicación directa de la palabra, y en este caso me aguardaba una bella reflexión.

El ciudadano romano o el artista que escribió el mensaje no tenía suficiente con la abundancia, con la riqueza, porque todo es nada si no es en la Paz.

Me planteo si ese valor está presente en nuestra moderna y adelantada sociedad. Y me parece que no, o no lo suficiente, que más bien parece que todo vale con tal de hacerse, capturar, pervertir y someter poder y dinero.

Brindo solemnemente por el romano y su frase. Abundancia en la Paz. No se puede pedir nada mejor. Pero las amenazas que está sufriendo la segunda en nuestros días debería estar haciendo saltar más alarmas de las que se escuchan. Ojalá me equivoque.

¡¡Feliz 2007!! de vuelta a la dura cotidianidad.