03 octubre 2006

Las vueltas que da la vida

Me envían un correo con el título "Las vueltas que da la vida" y con esta foto. Sin comentarios, ¿para qué? Magnífico hallazgo. Desde luego era una de las preguntas que me martirizaban el cerebro en estos años: ¿Cómo es posible que se nos haya olvidado todo en sólo una generación? ¿Desmemoriados o insolidarios?

En realidad, y aunque me queje porque pongo siempre las metas sociales por arriba, como creo que debe ser (si apuntamos más abajo nos damos en los pies), no se están haciendo las cosas tan mal si atendemos al aspecto asistencial.

Algunas administraciones autonómicas, a ratos la central, han dado señales de sensibilidad con el problema y han puesto en marcha políticas y planes para ayudar a estas personas (que somos nosotros mismos) que buscan la vida.

Lo lamento, en parte, si ha aumentado "el problema", pero para mí son todos y todas bienvenidos y me consuela pensar que, entre otras, los inmigrantes han corrido la voz de que "en España te tratan bien".

Y permítanme una última pregunta (por ahora), ¿pero no sabemos que todos los grandes países con riquezas y medios han sido países de inmigración intensa? Si llegaran a un país pobre la cosa sería distinta; pero llegando a un país rico (como el nuestro ahora) eso es riqueza sobre riqueza. Y no hablo sólo de dinero.

No hay comentarios: