28 junio 2006

Poema

Hoy, como mejor premio a un duro curso, me regalo un poema. De Machado, claro; Antonio (of course):

Al gigante ibérico Miguel de Unamuno,

por quien la España actual alcanza proceridad en el mundo.

Los Ojos

I

Cuando murió su amada

pensó en hacerse viejo

en la mansión cerrada,

solo, con su memoria y el espejo

donde ella se miraba un claro día.

Como el oro en el arca del avaro,

pensó que guardaría

todo un ayer en el espejo claro.

Ya el tiempo para el no correría.

II

Mas, pasado el primer aniversario,

¿cómo eran -pregunto-, pardos o negros,

sus ojos? ¿Glaucos?.... ¿Grises?

¿Cómo eran, !Santo Dios!, que no recuerdo?....




III

Salio a la calle un día

de primavera, y paseó en silencio

su doble luto, el corazón cerrado...

De una ventana en el sombrío hueco

vio unos ojos brillar. Bajó los suyos

y siguió su camino... ¡Como esos!

27 junio 2006

"Hay un montón de profesores totalmente perdidos con ..."


Comienzo a leer una noticia de El País con el encabezado: "Hay un montón de profesores totalmente perdidos con ..." y barrunto mentalmente varias opciones de fin de frase; me inclino rápidamente por "la enseñanza de los valores humanos", pero no, es "la sintaxis". Bueno, para mí ese es el problema número dos mil trescientos diecinueve del profesorado.

Aprovecho que andurreaba por las páginas de Educación del periódico donde encuentro, con enorme alegría, un artículo de la profesora Guadalupe Jover titulado "¿Y qué vamos a enseñar en secundaria?" que me parece totalmente iluminador. Les recomiendo encarecidamente su lectura.

¿Memorizar contenidos o aprender a vivir? ¿Preparar para la empresa o para la vida? ¿Reproducir el modelo de sociedad o enseñar a cambiarla? Éstas son buenas preguntas para empezar a hablar de educación. En ese artículo hay buenas pistas.

Reproduzco aquí un aperitivo de otro artículo de la profesora Jover donde decía:

"Porque insistir en planes de acción tutorial centrados en resolución de conflictos mientras todo a nuestro alrededor rezuma violencia; insistir en la necesidad de formar espíritus críticos mientras todo invita a la asunción indiscriminada de consignas ajenas; insistir en la conveniencia de unas reglas del juego comunes cuando se pretende establecerlas por vía de los contenidos y no de los valores; insistir en la importancia del aprendizaje cooperativo cuando todo, desde el mismo sistema de evaluación, es brutalmente individualista y competitivo... es hablar un doble lenguaje que, en el mejor de los casos, desconcierta a los adolescentes. Repitamos una vez más que aprenden no lo que les decimos que aprendan, sino aquello que viven diariamente dentro y fuera de las aulas."


Pues sí.

26 junio 2006

Mejorar la democracia. 1.

Campañas electorales.

Comienzo con esta entrada, una serie de comentarios que irán saliendo relacionados con la profundización democrática. Es inaudito que, como ha sucedido, pensáramos que un país con una historia muy poco significativa en cuanto a su tradición democrática, iba a disponer de una democracia profunda y sutil. Por defecto se ponen en funcionamiento actitudes más bien “franquistas”, como es natural. Más de cuarenta años sí que permiten que los modelos permeen por entre la trama y la urdimbre social.

Tampoco es que crea que las otras democracias del tipo llamado “occidentales” son mejores. De hecho los comentarios subsecuentes sobre este tema seguro que tocan aspectos comunes a todas.

Esta primera propuesta tiene que ver con las campañas electorales, auténtico mercadeo de promesas de las que, con frecuencia, no se rinden cuentas nunca. Por no hablar del lenguaje y las actitudes que les son inherentes: descalificaciones, ataques, y una falta de respeto por el oponente político que deja una sensación de que todo vale por el poder, amén de reportar una poderosa pedagogía para el aprendizaje de (anti-)valores para los educandos del país.

Y lo peor es que se gastan una pasta monstruosa que pagamos entre todos. Es decir, que les damos el dinero para ver quién intenta manipular las voluntades de los electores con más ahínco. Ya basta. La utilización del más puro marketing comercial para ganar votos es inmoral por embaucadora.

Dejen de tratar a la ciudadanía como a inmaduros que pueden ser fácilmente manipulables. Eliminen las campañas electorales, engañosas y carísimas. En época electoral asegúrense de que llega a cada casa una copia (en papel reciclado) o una dirección de Internet, donde podamos leer las propuestas de cada partido, su programa electoral y las listas de cada partido con un currículum personal de cada candidato. Y basta.

24 junio 2006

Aprender

No sólo la investigación científica, sino el sentido común, la lógica y la experiencia nos confirman que:

Aprendemos:

el 20% de lo que escuchamos


el 30% de lo que vemos


el 50% de lo que escuchamos y vemos

el 70% de lo que explicamos a otros

el 90% de lo que uno mismo experimenta y realiza.

Perdone: ¿Qué me decía que hacía usted en clase?

22 junio 2006

Rebeldía y sociedad

Hace muchos años que este texto está junto a mi mesa de trabajo. No necesita comentarios. Me sigue pareciendo absolutamente redondo.

"El pensamiento es tarea de vagos y maleantes.

Hay que saber perderse para trazar un mapa:

vagar por los márgenes y por el desierto,

fuera de las fortalezas en las que están encerrados la verdad, el bien y la belleza.

Sólo los nómadas descubren otros mundos.

Hay que saber pervertir la ley -jugar con ella- y, a veces, subvertirla -ponerla en cuestión- para cambiar y/o quitar la ley:

provocar malos pensamientos en los bienpensantes,

asediar las sedes de la verdad, el bien y la belleza.

Sólo los malditos mejoran este mundo."

JESUS IBAÑEZ (1929-1992)

Catedrático de Sociología. Univ. Complutense. Madrid.

21 junio 2006

Inmigración



El viernes 23 de julio debería estar en Madrid, en la sesión correspondiente del II Foro Social Mundial de las Migraciones, con una ponencia que plantea algunas cuestiones relacionadas con los inmigrantes y con la facilidad con que se rompen los principios, que supuestamente sustentan nuestras sociedades, a la más mínima tensión, real o creada. Y llamo compasivamente "tensión creada" a que la llegada de inmigrantes esté salvándonos algunos de los más importantes parámetros económicos, y salvando el crecimiento de población necesario para que la sociedad tenga posibilidades de subsistencia y sostenibilidad, su propia existencia, en una palabra. Pero, por otra parte, y según cuentan las últimas encuestas, la inmigración ha pasado a ser el segundo "problema" más grave del país en la percepción de los españoles, sólo detrás del paro, y adelantando al terrorismo.

Hay un tango precioso por ahí que dice: "Siglo XX: cambalache", y deberíamos hacer el del XXI, pero la palabra para definirlo, el sustantivo, debe subir un grado. Son, sin duda, "fracasos de la inteligencia" colectiva, como lo define Marina.

Os dejo aquí la ponencia que leerá el viernes una amiga (gracias).

18 junio 2006

El respeto


Estábamos en una charla de la profesora Victoria Camps, en un entorno de profesores (unos trescientos), y el Jefe de Estudios de un Instituto, en el turno de preguntas, contaba el caso de un profesor de su centro educativo al que un alumno le había dicho: “Yo a usted no lo respeto si usted no me respeta a mí.” Estaba indignado, pero yo no terminaba de entender por qué o de qué. Victoria Camps sí entendió rápidamente y comentó que si bien el tono no parecía adecuado, la proposición no terminaba de ser totalmente equivocada.

Y es que los valores morales, como los de la bolsa, o se reciben, o no se puede disponer de ellos. Y lo que es más grave: o se tienen, o no se pueden dar. Sólo quien saborea el dulce sabor de ser respetado, puede contar a qué sabe.

Si hay entornos educativos donde se entiende por respeto la “obediencia a una autoridad”, pensemos que, en democracia, la autoridad debe ser siempre moral, es decir, merecida.

15 junio 2006

Banderas

Sí, ya sé que es una cosa deportiva, que es por los mundiales, pero no puedo reprimir una cierta congoja en la parte mayormente del estómago, cuando sacan las banderas.

Vivo en una zona donde la población nativa española es la inmensa minoría, lo cual, por cierto, no me produce ninguna inquietud, más bien lo contrario, siempre he creído que el cosmopolitismo era un enorme valor para un espacio social, así que las banderas que veo forman un entramado que, en algunos momentos, me evoca las páginas de las Enciclopedias donde están todas las banderas del mundo, único espacio donde siempre me ha gustado mirarlas.

Así, casi mezcladas, sí son bonitas por diversas. Pero en concreto en el fútbol debería irse más allá de la mezcla para entrar en el mestizaje que ya pasean la mayoría de las selecciones supuestamente nacionales (de nuevo el nacionalismo desbordado). En España hay un tal Senna y otro tal Pernía, en Francia hay al menos un tal Zidane, y hasta en Alemania hay un señor muy moreno llamado Odonkor.

Parece que todo invita a repensar lo de las nacionalidades en claves más mestizas, más cosmopolitas, hasta el fútbol. Los equipos se van pareciendo cada vez más a la preciosa diversidad actual de cualquier aula de nuestros centros educativos públicos. Bien cosmopolitas, diversas y ricas. Preparadas para dar una formación más compleja que la de "los nuestros y los otros".

14 junio 2006

Pedagogía de las abuelas

Para empezar, una ración de la vieja "pedagogía de las abuelas" que, evidentemente, sigue en vigor.


LOS NIÑOS APRENDEN LO QUE VIVEN

Si un niño vive criticado,
aprende a condenar.

Si un niño vive en un ambiente hostil,
aprende a pelear.

Si un niño vive ridiculizado,
aprende a ser tímido.

Si un niño vive avergonzado,
aprende a sentirse culpable.

Si un niño vive con tolerancia,
aprende a ser paciente.

Si un niño vive con aliento,
aprende a tener confianza.

Si un niño vive estimulado,
aprende a apreciar.

Si un niño vive con honradez,
aprende a ser justo.

Si un niño vive con seguridad,
aprende a tener fe.

Si un niño vive con aprobación,
aprende a valorarse.

Si un niño vive con aceptación y amistad,
aprende a encontrar el Amor en el mundo.