22 diciembre 2006

Saber ser

Ya hemos comentado en otro comentario nuestra certeza de que los valores en educación, como tales valores, o se tienen o no se pueden dar.

Supongo llegado el tiempo en que se pueda hablar de esto abiertamente. “Saber ser” una de las propuestas de los enfoques educativos europeos, a partir del Informe Delors (La educación encierra un tesoro), es una invitación a comprender nuestra humanidad y formas de aprendizaje en términos más complejos que los usuales hasta ahora, desde una óptica que ya aportaba Edgar Morin previamente al Informe en un documento que le solicitó la UNESCO (Los siete saberes necesarios para la educación del futuro).

La principal diferencia a nivel de aprendizaje entre "saber" y "saber ser" es que el primero se refiere a los conocimientos, y el segundo a destrezas o capacidades. "Saber" en el sentido tradicional desarrolla sobre todo una sola capacidad o competencia, la memoria. "Saber ser" se refiere sobre todo a la interrelación con el mundo, especialmente con los otros, y para lo cual son necesarias múltiples competencias, además de conocimientos.

No es posible, decía, enseñar a ser, ni aprender a ser, sólo con palabras. Sobre todo en unas sociedades donde la distancia de las palabras a los hechos puede medir estadios. Aquello tan peregrino de "haz lo que yo te diga, pero no lo que yo haga" es una barbaridad y además una estupidez. Con eso se aprendía a ser ... hipócrita, fundamentalmente.

Si estuviéramos de acuerdo, entonces la pregunta es: ¿como enseñar valores en la escuela? Y la respuesta no puede ser otra que "con personas que tengan esos valores". Y digo yo, que para eso está ahora el sistema, para evaluar en oposiciones la honestidad, sinceridad, solidaridad, compromiso social, etc., de los opositandos.

Ya, ya sé que pido un imposible, pero ¡pidamos la luna!, sobre todo si es la luna lo que queremos. La dificultad de los empeños nunca justifica la inacción. Sólo la pereza.


08 diciembre 2006

Rebeldes

Los profesores utilizan en las aulas herramientas del siglo XIX para formar a personas que las deberían utilizar en el XXI. En ese desfase se juegan la mayor parte de las decisiones que cada docente toma, a veces sin darse cuenta realmente de que se le cuelan algunas de las peores perspectivas que de una escuela pueda pintarse.

Es el caso de “la escuela reproductora”, la escuela como instrumento del sistema para perpetuarse, sistema social, político, moral, de clases, y por supuesto capitalista, extremadamente capitalista, que para eso se ha terminado la historia, y vamos a por todas.
Ese papel de la Escuela me pone los pelos de punta. Y su más lacerante instrumento es la desactivación, mediante apartamiento sutil o grosero, de los y las rebeldes.

¿Qué habría sido del mundo sin rebeldes?
Que jamás habríamos salido de las cavernas.

¿Qué sería el mundo sin rebeldes?
El mismo mar de injusticias que hoy es, y que lleva siendo toda la historia humana. Sin justicia no puede haber paz, salvo la de los cementerios.

El/la rebelde en la escuela lo pasa mal, o muy mal. No entra en los parámetros, no va a sacar un 9’5 (salvo que le interese un profesor por haberle dado una oportunidad). Si es una mente sana (la rebeldía ya es un buen síntoma), chocará con horarios impuestos, rutinas inoperativas o pervertidas, actitudes impresentables tras máscaras socialmente aceptadas y capaces de hacer aceptable la distancia entre lo que se piensa, lo que se hace y lo que se dice, y sobre lo que se dice que se piensa para que luego los actos, entre clase y clase, como el que no quiere la cosa, terminen por machacarlo. Tarde o temprano le meterán el dedo hasta el tuetanillo a algún asunto o situación, y terminarán expulsados.

Sólo los que están dispuestos a perderse encuentran fuentes nuevas, sin rebeldes el horizonte se estrecha hasta cerrarse, no lo tienen fácil pero mientras haya rebeldes, hay esperanza.

02 diciembre 2006

Lamentablemente se confirma.

¿Por qué 12 años sin reaccionar a lo que a ojos vista era una merienda de cacos despojando un pueblo? ¿Por qué se reacciona aquí y allí no cuando a ojos vista los modelos y procedimientos son los mismos? ¿Por qué ese silencio cómplice tras saberse que ERC exigía parte del sueldo a trabajadores de la Generalitat, lo que para cualquier ciudadanos no es más que robar mediante extorsión?

Y la gente dice: “Porque están tos pringaos”, y algunos afirmaban: “Porque de eso están comiendo también los partidos”.

Y luego va la realidad y confirma las peores predicciones de los peorpensados.

No tengo ni idea de para qué necesitan tanto dinero los partidos, pero sí tengo muy claro que robándolo lo que consiguen es cargarse directamente la democracia.

Hagan el favor de sacar las manos de ahí. Hagan el favor de meter aire limpio y puro en el seno de sus organizaciones, luz y taquígrafos, digan qué necesitan y para qué, y busquemos una solución que no contribuya a dinamitar moral y penalmente nuestra democracia. Por favor. Es imposible que organizaciones que no funcionan democráticamente ni se ajustan más que escrupulosamente a las leyes ostente la garantía de la pluralidad democrática de un pueblo.

Si no hay una reacción nítida y rápida, sería cuestión de plantearse llamar a la vieja guardia, la que se jugó la vida frente a los grises para traer la democracia a España, porque se la están cargando.

Un pacífico saludo.

30 noviembre 2006

Noticiable

¡Estoy de acuerdo con el Papa!

Me llama la atención el hecho, y no me disgusta, la verdad. Al parecer el Sr. Ratzinger apoya el ingreso de Turquía en la Unión Europea. Veremos si las presiones le hacen matizar la declaración, espero que no. Porque es inconcebible la torpeza de los europeos que, ante esta encrucijada de culturas que vivimos, con dos imaginarios polos falsamente enfrentados: occidente / el mundo islámico, pocas medidas más inteligentes, oportunas y cabales que la de demostrar que un país musulmán tiene cabida en “nuestro” proyecto europeo.

La entrada de Turquía en la Unión es el jalón que prueba fehacientemente hasta dónde alcanzan nuestras intenciones integradoras, de convivencia y aceptación de la diversidad.


18 noviembre 2006

Para reír más, al parecer.

Muchos días de estas últimas semanas, desde que por fin estalló el escándalo de 12 años del Ayuntamiento de Marbella, andaba rondando a escribir sobre corrupción municipal-hormigonera, pero las náuseas me lo han impedido. Náuseas, más que nada por el enorme retraso en reaccionar que, cada día se confirma, explicita un panorama de corrupción bastante generalizada en la política municipal, la más cercana al ciudadano, la que más prestaciones debería dar.

Pero hoy sí puedo hablar porque no voy a hablar. Reproduzco un encabezado de una ¿noticia? de El País de hoy.

"El arquitecto municipal de [...] que informó a favor de la construcción en suelo educativo de la casa del promotor inmobiliario [...], hermano del alcalde [...], es a su vez el arquitecto de una promoción privada de viviendas, locales comerciales y plazas de garaje que vende la empresa inmobiliaria propiedad de este familiar directo del primer edil."

Y no es broma.

Para reír, al parecer.

Me envían el siguiente texto, como una de estas cosas simpáticas que recibes por la red de los amigos:

LOS POLÍTICOS
En nuestro partido político cumplimos
con lo que prometemos.
Sólo los imbéciles pueden creer que
no lucharemos contra la corrupción.
Porque si hay algo seguro para
nosotros es que
la honestidad y la transparencia son fundamentales
para alcanzar nuestros ideales.
Demostraremos que es una
gran estupidez creer que
las mafias seguirán formando parte del gobierno
como en otros tiempos.
Aseguramos sin resquicio de
duda que
la justicia social será el fin principal de nuestro mandato.
Pese a eso, todavía hay gente estúpida que piensa que

se pueda seguir gobernando con las artimañas de la vieja política.
Cuando asumamos el poder, haremos lo imposible para que

se acaben las situaciones privilegiadas y el tráfico de influencias.
No permitiremos de ningún
modo que
nuestros niños tengan una formación insuficiente.
Cumpliremos nuestros
propósitos aunque
los recursos económicos se hayan agotado.
Ejerceremos el poder hasta que
comprendan desde ahora que

Somos la "nueva política".

Ahora léelo del revés, empezando por la última frase y
subiendo párrafo a párrafo.

Y supongo que debo reírme. Pero maldita la gracia que me hace.
No entiendo cómo las personas que se dedican a la política están consintiendo esta peligrosísima deriva de la política que, enseña la historia, puede terminar en tragedia. Pero aún entiendo menos a los pueblos que lo consienten.


10 noviembre 2006

Buenas nuevas


Vaya, por fin una de las incógnitas que deseaba y temía que se revelasen, ya está desvelada: el pueblo norteamericano no es como sus actuales dirigentes. No es mala ni pequeña noticia. Y el primer efecto ha sido la desaparición del señor Rumsfeld del ministerio de guerra (Secretaría de Defensa). Y pienso yo, no muy alto, por si acaso, que este señor debería darse una vueltecita por la sede del Tribunal Penal Internacional, más que nada para preguntar, así, como el que no quiere la cosa: "¡Oiga! ¿Se debe algo?". A mí me lo parece.

Esperemos que, por el bien de todos, la nueva Administración americana, aunque coja por dos años (cohabitación de Presidente republicano con Congreso y Senado demócratas), enfoque su política internacional por vías más pacíficas y comprenda definitivamente que la violencia sólo engendra violencia a cualquier nivel: naciones, sociedades, grupos o individuos.

Nunca una solución violenta es una solución. Cualquier razón defendida con violencia es una sinrazón. Cualquier argumento defendido con violencia se ve abandonado por la verdad y la justicia.


19 octubre 2006

Una propuesta laica para la paz de religiones.

Me pregunto qué puede hacerse, desde la óptica de la Cultura de la Paz, para fomentar la paz entre religiones. Por qué desactivar una de las principales virtudes de esta cultura: la mediación, al encarar el hecho religioso. Por qué no mantener la razón crítica activa, y aún así encarar el fenómeno sin complejos ni prejuicios. Y si no fuera mucho pedir, también sin sorna, no hace falta; denosto tanto el fanatismo que me molesta verlo hasta en los racionalistas.

Para ello, como en toda mediación, hay que procurar hilar algo más fino que lo que se suele hacer como regla general. Me refiero, por ejemplo, a no meter en un único saco cuestiones tan dispares como el genuino sentimiento religioso, de naturaleza interior (íntima, más bien), con la religión organizada, especialmente en los casos en los que, evidentemente, se ha ido perdiendo con los años, los siglos y hasta las edades, los significados originales más precisos y más preciados.
Pienso, por ejemplo, en el amor. “Un solo mandamiento os doy [ya ni diez], que os améis los unos a los otros siguiendo mi ejemplo”. Bueno, si actualmente pudiéramos ponernos de acuerdo sobre qué es una “civilización cristiana”, difícilmente podríamos colegir que la reconocemos porque en sus relaciones sociales predomina el amor.

“Ama al otro como a ti mismo” es una proposición igualmente malentendida porque en las culturas cristianes, a diferencias de las más orientales, el concepto del amor a uno mismo no está desarrollado, nos conformamos con una percepción incuestionada de que uno se ama a sí mismo por naturaleza, un simple egoísmo, en resumidas cuentas. Pero no dice “ama a otros como alimentas tu egotismo”. Es otra cosa. No se puede amar lo que no se conoce, y conocerse a sí mismo, por muy trascendental que sea lo propuesta, no es una tradición religiosa en occidente, aunque sí en oriente.

Sin lugar a dudas, y dejando por el momento las cuestiones de fe, todas las religiones, en su origen contienen una parte de la verdad, normalmente aquella que tiene que ver con la ingente tarea de hacer mejores personas, y son complementarias. En todas las religiones el Fundador ha hecho también aseveraciones mucho más ligadas al momento y la sociedad de su época, y esas cuestiones, al mantenerse, se han convertido en rito, parodia lamentable que estaría bien evitarse y evitarnos a todos.

Recuerdo ahora la tradición que cuenta que hizo Buda entrar en una habitación oscura a sus más íntimos seguidores (que nuestra tradición religiosa llama apóstoles), les pidió que alargaran la mano y tocaran lo que tenían ante sí. Así lo hicieron. Al salir, les comentó: “Eso que habéis tocado es un elefante. Ahora decidme ¿qué es un elefante?”

El resto de la historia se puede construir. Efectivamente la verdad siempre es poliédrica, procesual, parcial y como diría Paco, imperfecta.


17 octubre 2006

El espíritu crítico

Revisando las Finalidades Educativas de mi centro educativo veo que en la LOGSE, desglosando los principios para toda práctica educativa dice, entre otras valiosas cosas, que hay que fomentar "el desarrollo de las capacidades creativas y el espíritu crítico.

No sé por qué "espíritu" y no capacidades críticas. Pero supongo que se pretende arraigarlo más profundo aún en la persona. Y bueno, esto es una bomba de relojería.

Para educar en las capacidades críticas hoy, hay que ir con pies de plomo so pena de convertir a los educandos en seres antisociales y amargados, porque la crítica hoy no la quiere oír nadie. Y quienes menos, aquellos que ostentan puestos de responsabilidad y toma de decisiones.

A una persona con capacidad de crítica social le cabe la sociedad en la cabeza. Estas personas tan capaces se deben meter sus críticas en el hígado (donde, por cierto, pueden degenerar en tumor), pues no hay absolutamente ningún canal noviolento, o que no pase por generar conflictos, en las estructuras administrativas de nuestra democracia.

Efectivamente, sin rebeldes, sin críticos honestos, no habríamos salido nunca de las cavernas. Pero sus vidas suelen ser un largo rosario plagado de frustración y espinas.

Otro poquito de hipocresía social: la distancia de lo que decimos a lo que hacemos, e incluso de lo que hacemos a lo que decimos que hacemos.
¿Cuándo, además de valorar si los alumnos escriben bien, vamos a valorar cómo se están desarrollando los principios y finalidades generales del sistema educativo, tales como: La formación para la paz, la cooperación y la solidaridad entre los pueblos; la preparación para participar activamente en la vida social y cultural o la formación en el respeto de la pluralidad lingüística y cultural de España, por poner algún ejemplo.

Uno de los frutos del árbol del incorformismo de los 70 que más me llenó siempre fue la cultura de la autocrítica de la izquierda. ¿Dónde se quedó?

10 octubre 2006

Otro loco con bomba atómica

Lo de Korea del Norte no tiene nombre. El pueblo (¡ah! pero eso ¿todavía existe?) muriéndose de hambre y el loco del presidente gastando lo que no tienen en armas nucleares y misiles. ¿Quitando lo de el pueblo muerto de hambre, y poniendo sólo parte del pueblo muriéndose de hambre ... ¿dónde he oído yo lo mismo antes?

Pero el discurso de Occidente no puede ser: las armas nucleares sólo para nosotros que somos civilizados. Ese discurso hipócrita ya no cuaja. ¡Están las arenas y las aguas suficientemente moviditas como para el teatro y la hipocresía del poder occidental!

En el periódico de hoy, junto a la noticia del nuevo loco con su nuevo juguete de matar en masas, venía la noticia algo más deshilvanada de cuando nos vamos a cagar a casa del vecino: el barco Probo Koala ha vertido sustancias tóxicas europeas (una mezcla de gasolina, sosa cáustica y sulfuro de hidrógeno) en Costa de Marfil y está muriendo la población cercana. Los números son: han muerto ocho personas, 66 han sido hospitalizadas y 8.000 más han requerido atención en los 36 centros de salud de la capital política y comercial de Costa de Marfil: Abiyan.

Pero ¿qué predicamos? ¿No nos quieren?



03 octubre 2006

Las vueltas que da la vida

Me envían un correo con el título "Las vueltas que da la vida" y con esta foto. Sin comentarios, ¿para qué? Magnífico hallazgo. Desde luego era una de las preguntas que me martirizaban el cerebro en estos años: ¿Cómo es posible que se nos haya olvidado todo en sólo una generación? ¿Desmemoriados o insolidarios?

En realidad, y aunque me queje porque pongo siempre las metas sociales por arriba, como creo que debe ser (si apuntamos más abajo nos damos en los pies), no se están haciendo las cosas tan mal si atendemos al aspecto asistencial.

Algunas administraciones autonómicas, a ratos la central, han dado señales de sensibilidad con el problema y han puesto en marcha políticas y planes para ayudar a estas personas (que somos nosotros mismos) que buscan la vida.

Lo lamento, en parte, si ha aumentado "el problema", pero para mí son todos y todas bienvenidos y me consuela pensar que, entre otras, los inmigrantes han corrido la voz de que "en España te tratan bien".

Y permítanme una última pregunta (por ahora), ¿pero no sabemos que todos los grandes países con riquezas y medios han sido países de inmigración intensa? Si llegaran a un país pobre la cosa sería distinta; pero llegando a un país rico (como el nuestro ahora) eso es riqueza sobre riqueza. Y no hablo sólo de dinero.

02 octubre 2006

La relatividad de la religión.

La verdad religiosa es siempre relativa. En su esencia, la religión no es más (ni menos) que un camino del conocimiento humano. Todo lo demás son adornos más o menos venturados.
Como camino del conocimiento, debe compartir senda, al menos, con la razón y con la ciencia. Todo cuanto en religión no puede ser contrastado con los otros caminos del conocimiento no son verdades, son creencias. Y por tanto, y como casi todo lo religioso, de naturaleza privada. Cuando hablo de verdades siempre las pienso también relativas, pero afinando la visión bien alto en el horizonte.

Como camino de conocimiento la religión atiende a aquello que a la razón le cuesta a ratos, al mundo de lo espiritual, de lo trascendente, que o tiene siempre un reflejo en la vida cotidiana, en forma de valores de los de usar a cada momento: amabilidad, honestidad, humildad …, o lo que queda es una teología de oropeles y quincallería.

Pero igualmente en el nivel diacrónico o histórico, la verdad religiosa es relativa al tiempo y al espacio. Hay un Abrahám, un Krishna, un Buda, un Zoroastro, un Moisés, un Jesús, un Muhammad, todos hasta ahora suscritos a un tiempo y a un espacio concretos. Y aunque sus doctrinas puedan universalizarse en sus aspectos esenciales, igualmente difieren en los aspectos de cada una más apegados a la vida de su momento histórico. En todas ellas hay verdad, y por tanto su verdad lo es de forma relativa.

La religión no contrastable con la razón y la ciencia es fanatismo. La ciencia sin los principios y valores que una religión debe sustentar puede producir monstruos, de los que ya sabemos que, también a veces, la razón produce.

22 septiembre 2006

Inmigración a mogollón

Y siguen llegando, pateras, cayucos, airbús o autobús, barcos nodriza, zodiac, pértigas, andando o arrastrándose, evidentemente, siguen llegando.

Entre las pocas cosas verdaderamente certeras que sobre emigración he oído, destacan las palabras del cantautor Joan Manuel Serrat que, en el uso del más puro y poético sentido común, ya dijo en el 92:

"Disculpe el señor,
se nos llenó de pobres el recibidor
y no paran de llegar,
desde la retaguardia, por tierra y por mar.


Y como el señor dice que salió
y tratándose de una urgencia,
me han pedido que les indique yo

por dónde se va a la despensa.

Y que Dios, se lo
pagará.
¿me da las llaves o los echó? usted verá
que mientras estamos hablando
llegan más y más pobres y
siguen llegando."

La reacción de afrontar la opresión del hambre subiendo la altura de vallas y con vuelos de retorno es como querer solucionar el problema de un ataque de vómito, tapando la boca del paciente. ¡Qué “absurdidez”! ¡Qué barbaridad!

No hay solución distinta a la de crear riqueza y oportunidades de vida en los países de origen. Ante un panorama vital de no poder ni dar de comer a tus hijos, ante esa situación extremadamente violenta, no valen atajos. No hay. ¿Qué hizo Europa para ayudar a España tras nuestra entrada en la CEE? Insuflar riquezas. (Gracias Europa, por cierto.)

Se espera de los mejores ciudadanos que nuestra democracia tiene y que, como es natural, están en los puestos más importantes de toma de decisiones, no sólo que busquen soluciones y no chapuzas, que para eso son los mejores. Reaccionar ante un problema ya lo hace mi perro. Si lo piso se quita. Se espera de los mejores que se anticipen a los problemas, que pre-vean, que posean pre-visión.

Como el poeta:

"Disculpe el señor
pero este asunto va de mal en peor,
vienen a millones y
curiosamente, vienen todos hacia aquí.

Traté de contenerles pero, ya ve,
han dado con su paradero,
estos son los pobres de los que le hablé,
le dejo con los caballeros."

¡Cómo es posible tan corta visión de vuelo en nuestros gobernantes! ¡Cómo es posible, no ya sólo tanta injusticia, sino también tanta ineptitud e hipocresía! Y me refiero ahora también al """problema""" de la inmigración, parece que nuevo primer "problema" en el ranking de los españoles.

Que nadie espere paz sin justicia. No queremos la paz de los cementerios, ni la de los campos de concentración, viejos ni nuevos, sin grifos o con ellos. Pequeños o tan grandes como un continente esquilmado y abandonado a su suerte. La Paz es primerariamente Justicia. Y atajos no hay.

16 septiembre 2006

El último baño del verano


Qué maravilla volver al mar y encontrar su lejano y abierto horizonte. La playa casi solitaria, al atardecer, con un sol rojizo que crea una atmósfera propia en el Estrecho, como de gran fiesta pagana.

Las olas venían corriendo, empujadas por una brisa fresca de Poniente, trastabillándose, a entregar su empuje en la arena de una playa habitada por gaviotas y algunos pescadores. Por cierto que sólo salen algas y un enorme nada más, la rivera está completamente esquilmada.

El agua fresca te acoge, te deslizas, te sientes liviano, recogido, en el seno de una gran madre, lleno de sensaciones de vida. En los próximos meses entrar aquí se hará imposible. Te bordearé sin tocarte, días y días, hasta el próximo verano.

Al salir, te secas para evitar la sal y su breve escozor, maquinando que si no pica procederás a una vieja tradición: esta noche no te duchas, para que el salitre inspire tus sueños, sueños de verano, agasajados por jazmines y dama de noche, de toda mi vida, sueños marineros, familiares, sueños infantiles.


12 septiembre 2006

Sistemas educativos e Informes PISA


Pues otro día hablamos de los informes PISA de la OCDE, pero por hoy, veamos qué hace, entre otras cosas, que Finlandia ocupe el puesto 1 en el ranking de los dos informes (2000, 2003) emitidos hasta ahora y España el ¡¡26!!

Aunque quería dejarlo en la fría pero precisa información de los datos numéricos, hay que precisar primero un par de cuestiones más que importantes: En primer lugar, la vigente Ley de Educación finlandesa tiene 30 años de antigüedad, de estabilidad, de análisis y mejora. Nosotros llevamos 30 leyes, es un decir.

En segundo lugar: el apoyo de las familias a los centros es total, al igual que su implicación directa en los centros y aulas, y algo aún más importante, el las líneas educativas y la coherencia de los discursos a la hora de educar.

En tercer lugar la profesionalidad, la motivación y entrega como actitudes prevalecientes entre el profesorado, muy capacitado para trabajar en grupo.

Algunas cifras:

Gasto por alumno y curso: Finlandia: 7.121 € / España: 6.010 €

Gasto en educación por PIB: Finlandia: 6,39 % / España: 4,44 %

Formación profesorado: Finlandia: 5 y 6 años. / España: 3 y 5 años.

Salario bruto profesorado: Finlandia: de 30. 575 a 38.325 €
España: de 23.562 € a 34.322 €

Horas lectivas: Finlandia: 6.126. / España: 7.731.

Colegios Públicos: Finlandia: en torno al 98 % / España: en torno al 67 %.

Les ruego humildemente a quienes deciden que tomen nota, que despoliticen (“despartidicen”) inmediatamente la educación y la sanidad, y que no jueguen con las cosas de comer. Gracias.

11 septiembre 2006

Violencia en las escuelas

Curioso tema éste, otro espejo cóncavo para reflejar el cambalache moral de nuestra sociedad. Violencia ha habido en la escuela desde siempre, y no voy a hablar ahora de la potentísima violencia estructural que está funcionando y que parece pasar desapercibida, o no haber suficientes bemoles para meterle mano al tema. Pongo un ejemplo: un profesor patán (que los hay) de los que suspende al 90 % del alumnado año tras año.

Todavía no está suficientemente claro a quién interesó y por qué que machacando, machacando, se hayan añadido casi de corrido los sustantivos “violencia” y “fracaso” al adjetivo “escolar”. Demencial.

Violencia como la que se está comenzando a atajar ahora la ha habido siempre, pero antes no era noticia ni se le prestaba atención. Y, evidentemente, ahora hay más, la violencia sólo genera … Pero es de alucinar que una sociedad tan violenta como la nuestra, que destila violencia por los cuatro costados, con una televisión que no termina de reaccionar tras muchos años (décadas) de emitir “violencia pura”: terminator, eliminator, machaqueitor, por no hablar de los juegos de ordenador, esté ahora escandalizada porque en los colegios se dan episodios de violencia directa. ¿¿¡¡&!!?? Dos más dos siguen siendo cuatro.

En primer lugar no es verdad que en los centros educativos de nuestro país haya mucha más violencia que antes, quizás algún episodio de más (siempre lo son) de agresión a profesorado, lo que sí es verdad es que ahora parece que le toca el turno de atención al problema, y ya era hora. Lamentablemente tras una campaña orquestada que sólo ha generado mayor incertidumbre y malestar en los que trabajamos en estos temas a pie de tiza.

Y aquí está el quid del asunto. Educar, lo que se dice educar, educa mucho más la familia, los amigos, el entorno, los medios de comunicación, la sociedad, que los profesores en las aulas, y eso suponiendo el mejor profesor comprometido con la enseñanza en valores (¡cómo si hubiera otra!).

Por eso es tan importante proseguir trabajando en el despertar de la conciencia de sociedades educadoras. Un compromiso vertical que recorre a toda la sociedad desde el primero hasta el último de sus miembros, pero muy especialmente a quienes detentan cargos públicos y son escaparate continuo en los medios de comunicación.

Por eso pidió Zidane perdón a padres y educadores después de su desafortunado cabezazo de la final del Mundial de fútbol. Por eso, a pesar de su error, sigue siendo un caballero.

Y por eso algún día también empezaremos a hablar en los medios de la violencia en el hogar, no sólo contra la mujer.

01 septiembre 2006

Mejorar la Democracia, 3. La Gestora del Ayuntamiento de Marbella

Curiosas cuestiones las que se están planteando por estos pagos. Mi opinión como "usuario" (soy director de un centro educativo de la ciudad) es la siguiente:

Resulta que los partidos correspondientes han escogido a ciudadanos no dedicados a la política que, una vez puestos en sus cargos, han acometido sus labores con ilusión e interés de prestar un servicio público. Y lo están haciendo. Están trabajando como no creía que vería ya a "políticos" trabajar.

Mi centro tenía problemas graves de inadecuación del edificio (debería estar cerrado por inseguro), y es la primera vez que vienen técnicos del Ayuntamiento a hacer un estudio minucioso del estado del edificio, y a elaborar un estudio técnico (todo el mes de agosto) del actual estado y de las obras a realizar para su "legalización" y optimización.

Pero es que ya desde la misma llegada, desde el primer contacto con esta gente, uno siente la honestidad de planteamientos y el espíritu de servicio. He tenido contacto directo con tres vocales y con el Presidente.

Para colmo, siendo de 4 partidos distintos, están trabajando por unanimidad en las decisiones colegiadas. ¡¡La bomba!! Con la que está cayendo. Y, como es natural, cuando hay voluntad, las cosas salen.

De verdad, ahora mismo son un ejemplo. Y puesto que lo están intentando: ¿A quién puede interesar cargarse su trabajo? y ¿por qué?

No lo sé, y prefiero, por ahora, no hacer hipótesis. Pero es una demostración, si falta hiciera, de que la política no puede ser un oficio ni una dedicación profesional. Es una perversión. "Si por hacer las cosas mal me echan de la política ¿a dónde voy?" Resultado: que no me echen a cualquier precio. Y ya está, primera ocupación: mi carrera política; segunda: no queda tiempo.

Es una ironía más del destino que el Sr. Aznar terminara dando un ejemplo de comportamiento democrático: prometió marcharse en dos legislaturas y lo cumplió. Bueno, "lo cumplió" relativamente pues parece ser que las sombras dan tanto juego, o más, que el escenario.

En cualquier caso, pocas verdades científicamente probadas se han experimentado más a lo largo de la historia humana que aquella de que "el poder corrompe". No sé si corrompe en todo caso, pero se degenera, primero se "flexibilizan" los principios, y luego se pervierten las actuaciones.


La actividad del servicio público que corresponde a las funciones políticas no deben ser desarrolladas por profesionales de la política, sino por ciudadanos dispuestos a servir (no a sacar provecho) por x años (de verdad, dos legislaturas son suficientes). Y después volver a su trabajo.


Echo alarmantemente en falta este planteamiento en especial para asuntos de educación y sanidad. Ambos temas deberían estar estrictamente separados de la acción política partidista y sus estructuras administrativas liberadas de cualquier otro interés salvo el del servicio público. Ahora no es así.

29 agosto 2006

Emanciparse con 700 euros

Parece que la edad de emancipación, de construir el propio proyecto vital (no contemplo derecho humano mucho más imprescindible salvo el de vivir), se acaba de situar en los 32 años.

Al parecer pasamos en pocos años de ser uno de los países con un índice mayor en número de hijos por familia a ser el de menos hijos por familia ¡del mundo!

Ayer el periódico decía que el sueldo de más de la mitad de los habitantes de mi provincia es de 700 euros al mes.

Los precios de la vivienda, por una pura especulación de tipo económico, se han disparado monumentalmente.

¡Oigan! Próceres, esto no son "champiñones sociales" que salen por aquí o por allá. Esto conforma una situación alarmante para una sociedad sana.

Tengo una hija de 27 años, con dos carreras terminadas, que está con su novio desde hace 4 ó 5 años, él (28 años) peleando para montar una empresa, y ambos, por las noches, a casa de papá y mamá.

Demasiados años soñando con llegar a tener lo que parecía ser lo mínimo en nuestras sociedades: una casa, un trabajo digno, una familia, una forma de vida propia.

Lo peor es que en el mismo periódico, misma noticia, justo debajo de lo de los 700 euros de la mitad de la población, dice que "pese a todo" los sueldos de nuestra provincia son los más altos de nuestra Comunidad Autónoma: 13.600 euros. ¡¡¡¡¿¿¿&???!!!

Esta puñetera sociedad que vivimos no sólo tolera sino que potencia la misma perversa dinámica que atormenta al Planeta entero, las riquezas cada vez más para menos, en una evidente espiral de ausencia total de ecuanimidad, es decir de justicia, que no puede traer más que conflicto.

Oiga, señor Procer, ¿para cuándo estos problemas entran en la agenda? Es que mi hija se quiere casar, lleva años deseando estar con su pareja y tener hijos, y no hay forma aun estando preparados. Cuando ella nació su madre tenía 22 años y su padre 23. ¿Son los 30 años los mejores para la maternidad?

¡¡Qué agobio!!

28 agosto 2006

Verdad, ciencia y amistad.

Agradezco a Paco Muñoz la inclusión de esta bitácora entre las del Planeta Eirene, es un honor. Y aprovecho para meterme en la dulce diatriba que le plantea el común amigo Juan Torres sobre la cientificidad de una decisión democrática, al hilo de la convención adoptada por el Congreso de Astrónomos que ha bajado de categoría a Plutón.

No sé, como dice Paco, si la verdad científica es "la más grande de todas las verdades", pero sí me quedo con su implícita aceptación de la pluralidad de "verdades" o caminos distintos de conocimiento a disposición de los seres humanos. Y sí comparto su entusiasmo por el conocimiento científico, por sus métodos y, sobre todo, por su capacidad autocrítica, que hace que la verdad de hoy sea el error de mañana.

Es encomiable que los científicos hayan encontrado rápidamente la forma de salir de las diatribas, que ille tempore duraban siglos, utilizando un método democrático de ponerse de acuerdo sobre una cuestión de nomenclatura, que es lo que en el fondo se dirime. Pero, efectivamente, una decisión democrática por sí no es verdad científica, pero cumpliendo algunos requisitos podría ser la más civilizada forma de acercarnos a la verdad, siempre esquiva, siempre camino y casi nunca meta.

La primera condición o requisito que yo pondría es la pureza de intención de quienes deciden con respecto a los asuntos a decidir. Y ya estamos con la dificultad de la ciencia para definir "pureza de intención", aunque yo sé que quien me lee me entiende. Es algo más allá de no tener intereses perversos, es el compromiso con la búsqueda de la verdad alcanzable.

Algún día, nuestra clase política, también se comprometerá más con la búsqueda de la verdad, y menos con la de los intereses encontrados.

28 julio 2006

Construir la Paz, 2. "Decíamos ayer ..."

... que la Paz no es sólo cuestión de ausencia de guerras. Los hombres somos lo suficientemente sofisticados como para utilizar cualquier otro bien o artilugio si se trata de predominar sobre el otro: alimentos, energía, dinero, poder.

Porque evidentemente no propugnamos la paz de los cementerios, sino la de la justicia. Ésta es la palabra clave. Agradecemos a Galtung sus brillantes aportaciones sobre la Paz positiva y la paz negativa (ausencia de guerras), así como el desvelamiento general de sus estudios sobre la violencia estructural: hambrunas, persecuciones, asesinatos masivos, modelos sociales darwinistas, toda opresión, toda tortura, todo atropello, con violencia directa o sin ella, son violencia.

La violencia siempre engendra más violencia.

Hay mucha Paz que construir en todo entorno social. Hay mucho que trabajar todavía para erradicar la violencia directa: las guerras. Pero difícilmente se alcanzarán metas sin la presión ciudadana, sin una mayor exigencia democrática, mientras el ciudadano no tenga opción alguna de promover iniciativas que los poderes tengan necesariamente que escuchar y atender. Sí, también hablamos de "otra" democracia.

19 julio 2006

Huele a guerra

Llevo desde el 2002 diciendo que huele peste a guerra, pero como lo de profeta no se me da, pues aquí estoy, como todos, como si no pasara nada. Siempre me he preguntado, y es un tema en el que divago fielmente, qué sentían, qué pensaban, qué hacían los contemporáneos de un drama social, pongamos por caso la Alemania de 1939 ó 40.

Los con-conciencia, los otros no me preocupan ahora, supongo que estarían como nosotros, contemplando como se avecinan los acontecimientos y viéndolas venir.

Pero claro, la pregunta que atormentaría (o atormentara) a los ciudadanos mencionados arriba debe de ser algo parecido a esto: ¿pude haber hecho algo/más?

Pues hago un bucle en el tiempo y me pregunto: Ante el panorama desolador de injusticias, hipocresías, y gente con intereses perversos manejando hilos importantes en el camino incorrecto, ¿podemos hacer algo/más?

¡¡Huele una peste a guerra …!!

P.S. Iba a hablar de un tema educativo, pero no he podido.

13 julio 2006

Construir la Paz, 1.

La gran paradoja.

Mientras aproximadamente un 90 % de personas a las que se le pregunte si quieren la Paz dirán que sí, el común de los mortales (léase casi toda la población) no hace nada por construirla. Y no va a llegar sola.

Parece que venimos de un mundo animal donde la ley de la selva, la preponderancia del poderoso, y la depredación son norma. El proceso de civilización es, o debería ser eso, alejarnos del modelo. Pero el instinto animalizador sigue rabiosamente vigente. La Paz es necesariamente una conquista, la victoria de lo mejor que tiene el ser humano sobre lo peor. Una conquista colosal a nivel de especie. Y la urgencia de su llegada cada día más apremiante.

La Paz tiene fundamentalmente dos campos de acción: el individuo, la persona, y la sociedad. A nivel individual se llama noviolencia, y es una virtud que no forma parte de las de nuestra cultura, pero descubrirla es una llegada a Ítaca. Pocos valores más bellos a nivel moral.

A nivel social es otra historia. Es la Paz que habitualmente más identificamos puesto que la violencia y el conflicto (incluyendo la guerra) son sus identificadores contrarios, y a ellos estamos hastiadamente acostumbrados. Sobre esta Paz social me gustaría hablar en sucesivas entregas como pinceladas de un cuadro todavía surrealista, pero con la esperanza firme de que llegará.

Lo que no sé pero me asusta pensar es el coste, ya de por sí extremadamente abultado: guerras, terrorismo, “guerritas”, agresiones, abusos, peleas, guerritas de poder, hambre, sed, desigualdad, injusticia, … que su retraso conlleva.

11 julio 2006

Adiós Zidane, hola Zizou.


No, efectivamente no se merecía esa despedida, pero él mismo se la propició. No hace mucho que hablábamos de los errores y su papel en los procesos de aprendizaje. Pero no dijimos entonces que no hay peor error que no saber uno que se ha equivocado, no saber que es un error.

No es el caso de Zidane, mira la foto con el Presidente de Francia, esos ojos lo dicen todo; pero no se le debía haber otorgado el balón de oro o el premio al mejor jugador del mundial.

Este hombre es admirable no sólo porque es un futbolista portentoso y elegante, sino porque evidentemente también parece una bellísima persona, humilde y elegante en la vida. Un tipo muy normal y muy prudente que, como persona, se equivoca.

Los enseñantes siempre echamos de menos que los personajes públicos se impliquen con el ejemplo (la mejor teoría) en el duro afán de salvaguardar los principios y las virtudes públicas. Ésa es para mí la mejor faceta de este hombre. Es un buen ejemplo.

Quizás por eso esta increible paradoja de haber tenido este final de carrera. Es importante, entonces reconocer su error, como el mejor homenaje. Ahí se equivocó. Del marrullero que le insultó como una forma más de propiciar la victoria en un encuentro deportivo no merece la pena hablar.

Por lo demás, lo de siempre: ganó Italia, en el último minuto y de penalti.

Post-post: efectivamente, dos días después, cuando la vergüenza le permitió hablar más, pidió disculpas a los padres y a los profesores. Todavía hay gente preguntándose por qué. Es increible.

10 julio 2006

Más sobre los partidos y la democracia

"Reforma o derribo": Este artículo de Ignacio Sotelo en El País dice muchas cosas verdaderas sobre lo que está pasando con nuestra democracia y su infección por partiditis, intereses muy cuestionables, desentendimiento de la ciudadanía, y otras peculiaridades que pueden dar al traste con ella.

Recomiento su lectura.

08 julio 2006

El error en los procesos de aprendizaje

Pocas cuestiones más reveladoras del estado de la cuestión que ésta. Siendo el error, los errores, el único camino real de aprendizaje humano, no es posible tratarlo con mayor impiedad.

¿Por qué ese dedo acusador señalando el rojo error? ¿Qué pretende? ¿Cómo es posible devolverle un trabajo a un alumno-a que más parece un campo de amapolas? ¿Qué se pretende que se aprenda? ¿Se puede prever que el alumno o alumna quedará más bien sin ganas de estudiar, tocados en su autoestima?

¿Te imaginas a un padre señalando con el dedo a su hijo pequeño que aprende a dar sus primeros pasos, y marcando cada caída como error y fracaso?

Ese no es el camino.

Esa manía con los exámenes. Pocos métodos de evaluación humana más rústicos y perversos.

Si hay errores, es porque hay un proceso de aprendizaje en marcha. Del error se aprende, y se aprende mucho más que de los aciertos. Son mucho más fértiles para motivar al crecimiento.

No afirmo que haya que educar en el error, sino que hay que ser más sutiles para ayudar a crecer a las personas, empezando ¿por qué no? por no machacarlas.

01 julio 2006

Mejorar la democracia. 2.

Partidos y democracia interna

Me parece alucinante que, con la trascendencia que conceden a las encuestas e índices de popularidad, los partidos no hayan reaccionado a unas muy concretas, las que muestran la valoración de los españoles sobre sus instituciones. Lleva años dando un resultado horroroso para los partidos; hace 3 años eran los penúltimos, tras la Iglesia, pero en los dos últimos los partidos son las instituciones peor valoradas. Y no pasa nada. Ni lo comentan. Me parece recordar, como en un duermevela, que la autocrítica era un valor esencial en el funcionamiento político. Era.

Como supongo que es el rubor lo que les impide buscar formas de mejora en consulta con la sociedad, me permito hacerles una sugerencia.

En el Título Preliminar, Artículo 6, de nuestra Constitución dice: “Los partidos políticos expresan el pluralismo político, […]. Su estructura interna y funcionamiento deberán ser democráticos.”

Me parece que yo empezaría por aquí. ¿Son democráticos la estructura y el funcionamiento interno de los partidos? ¿Son sólo los intereses ciudadanos los que motivan las decisiones que se toman en el “aparato” de los partidos? ¿Son democráticos los mecanismos de toma de decisiones? ¿Son transparentes las cuentas?

Y eso que, creo recordar, el actual Presidente del Gobierno es fruto de un acto aislado de democracia interna, y que salió adelante en contra de la opinión del “aparato” del partido correspondiente. ¿Cómo pueden ser garantes de la democracia unas instituciones que no creen en ella ni lo suficiente para usarla en su propio funcionamiento?

28 junio 2006

Poema

Hoy, como mejor premio a un duro curso, me regalo un poema. De Machado, claro; Antonio (of course):

Al gigante ibérico Miguel de Unamuno,

por quien la España actual alcanza proceridad en el mundo.

Los Ojos

I

Cuando murió su amada

pensó en hacerse viejo

en la mansión cerrada,

solo, con su memoria y el espejo

donde ella se miraba un claro día.

Como el oro en el arca del avaro,

pensó que guardaría

todo un ayer en el espejo claro.

Ya el tiempo para el no correría.

II

Mas, pasado el primer aniversario,

¿cómo eran -pregunto-, pardos o negros,

sus ojos? ¿Glaucos?.... ¿Grises?

¿Cómo eran, !Santo Dios!, que no recuerdo?....




III

Salio a la calle un día

de primavera, y paseó en silencio

su doble luto, el corazón cerrado...

De una ventana en el sombrío hueco

vio unos ojos brillar. Bajó los suyos

y siguió su camino... ¡Como esos!

27 junio 2006

"Hay un montón de profesores totalmente perdidos con ..."


Comienzo a leer una noticia de El País con el encabezado: "Hay un montón de profesores totalmente perdidos con ..." y barrunto mentalmente varias opciones de fin de frase; me inclino rápidamente por "la enseñanza de los valores humanos", pero no, es "la sintaxis". Bueno, para mí ese es el problema número dos mil trescientos diecinueve del profesorado.

Aprovecho que andurreaba por las páginas de Educación del periódico donde encuentro, con enorme alegría, un artículo de la profesora Guadalupe Jover titulado "¿Y qué vamos a enseñar en secundaria?" que me parece totalmente iluminador. Les recomiendo encarecidamente su lectura.

¿Memorizar contenidos o aprender a vivir? ¿Preparar para la empresa o para la vida? ¿Reproducir el modelo de sociedad o enseñar a cambiarla? Éstas son buenas preguntas para empezar a hablar de educación. En ese artículo hay buenas pistas.

Reproduzco aquí un aperitivo de otro artículo de la profesora Jover donde decía:

"Porque insistir en planes de acción tutorial centrados en resolución de conflictos mientras todo a nuestro alrededor rezuma violencia; insistir en la necesidad de formar espíritus críticos mientras todo invita a la asunción indiscriminada de consignas ajenas; insistir en la conveniencia de unas reglas del juego comunes cuando se pretende establecerlas por vía de los contenidos y no de los valores; insistir en la importancia del aprendizaje cooperativo cuando todo, desde el mismo sistema de evaluación, es brutalmente individualista y competitivo... es hablar un doble lenguaje que, en el mejor de los casos, desconcierta a los adolescentes. Repitamos una vez más que aprenden no lo que les decimos que aprendan, sino aquello que viven diariamente dentro y fuera de las aulas."


Pues sí.

26 junio 2006

Mejorar la democracia. 1.

Campañas electorales.

Comienzo con esta entrada, una serie de comentarios que irán saliendo relacionados con la profundización democrática. Es inaudito que, como ha sucedido, pensáramos que un país con una historia muy poco significativa en cuanto a su tradición democrática, iba a disponer de una democracia profunda y sutil. Por defecto se ponen en funcionamiento actitudes más bien “franquistas”, como es natural. Más de cuarenta años sí que permiten que los modelos permeen por entre la trama y la urdimbre social.

Tampoco es que crea que las otras democracias del tipo llamado “occidentales” son mejores. De hecho los comentarios subsecuentes sobre este tema seguro que tocan aspectos comunes a todas.

Esta primera propuesta tiene que ver con las campañas electorales, auténtico mercadeo de promesas de las que, con frecuencia, no se rinden cuentas nunca. Por no hablar del lenguaje y las actitudes que les son inherentes: descalificaciones, ataques, y una falta de respeto por el oponente político que deja una sensación de que todo vale por el poder, amén de reportar una poderosa pedagogía para el aprendizaje de (anti-)valores para los educandos del país.

Y lo peor es que se gastan una pasta monstruosa que pagamos entre todos. Es decir, que les damos el dinero para ver quién intenta manipular las voluntades de los electores con más ahínco. Ya basta. La utilización del más puro marketing comercial para ganar votos es inmoral por embaucadora.

Dejen de tratar a la ciudadanía como a inmaduros que pueden ser fácilmente manipulables. Eliminen las campañas electorales, engañosas y carísimas. En época electoral asegúrense de que llega a cada casa una copia (en papel reciclado) o una dirección de Internet, donde podamos leer las propuestas de cada partido, su programa electoral y las listas de cada partido con un currículum personal de cada candidato. Y basta.

24 junio 2006

Aprender

No sólo la investigación científica, sino el sentido común, la lógica y la experiencia nos confirman que:

Aprendemos:

el 20% de lo que escuchamos


el 30% de lo que vemos


el 50% de lo que escuchamos y vemos

el 70% de lo que explicamos a otros

el 90% de lo que uno mismo experimenta y realiza.

Perdone: ¿Qué me decía que hacía usted en clase?

22 junio 2006

Rebeldía y sociedad

Hace muchos años que este texto está junto a mi mesa de trabajo. No necesita comentarios. Me sigue pareciendo absolutamente redondo.

"El pensamiento es tarea de vagos y maleantes.

Hay que saber perderse para trazar un mapa:

vagar por los márgenes y por el desierto,

fuera de las fortalezas en las que están encerrados la verdad, el bien y la belleza.

Sólo los nómadas descubren otros mundos.

Hay que saber pervertir la ley -jugar con ella- y, a veces, subvertirla -ponerla en cuestión- para cambiar y/o quitar la ley:

provocar malos pensamientos en los bienpensantes,

asediar las sedes de la verdad, el bien y la belleza.

Sólo los malditos mejoran este mundo."

JESUS IBAÑEZ (1929-1992)

Catedrático de Sociología. Univ. Complutense. Madrid.

21 junio 2006

Inmigración



El viernes 23 de julio debería estar en Madrid, en la sesión correspondiente del II Foro Social Mundial de las Migraciones, con una ponencia que plantea algunas cuestiones relacionadas con los inmigrantes y con la facilidad con que se rompen los principios, que supuestamente sustentan nuestras sociedades, a la más mínima tensión, real o creada. Y llamo compasivamente "tensión creada" a que la llegada de inmigrantes esté salvándonos algunos de los más importantes parámetros económicos, y salvando el crecimiento de población necesario para que la sociedad tenga posibilidades de subsistencia y sostenibilidad, su propia existencia, en una palabra. Pero, por otra parte, y según cuentan las últimas encuestas, la inmigración ha pasado a ser el segundo "problema" más grave del país en la percepción de los españoles, sólo detrás del paro, y adelantando al terrorismo.

Hay un tango precioso por ahí que dice: "Siglo XX: cambalache", y deberíamos hacer el del XXI, pero la palabra para definirlo, el sustantivo, debe subir un grado. Son, sin duda, "fracasos de la inteligencia" colectiva, como lo define Marina.

Os dejo aquí la ponencia que leerá el viernes una amiga (gracias).

18 junio 2006

El respeto


Estábamos en una charla de la profesora Victoria Camps, en un entorno de profesores (unos trescientos), y el Jefe de Estudios de un Instituto, en el turno de preguntas, contaba el caso de un profesor de su centro educativo al que un alumno le había dicho: “Yo a usted no lo respeto si usted no me respeta a mí.” Estaba indignado, pero yo no terminaba de entender por qué o de qué. Victoria Camps sí entendió rápidamente y comentó que si bien el tono no parecía adecuado, la proposición no terminaba de ser totalmente equivocada.

Y es que los valores morales, como los de la bolsa, o se reciben, o no se puede disponer de ellos. Y lo que es más grave: o se tienen, o no se pueden dar. Sólo quien saborea el dulce sabor de ser respetado, puede contar a qué sabe.

Si hay entornos educativos donde se entiende por respeto la “obediencia a una autoridad”, pensemos que, en democracia, la autoridad debe ser siempre moral, es decir, merecida.

15 junio 2006

Banderas

Sí, ya sé que es una cosa deportiva, que es por los mundiales, pero no puedo reprimir una cierta congoja en la parte mayormente del estómago, cuando sacan las banderas.

Vivo en una zona donde la población nativa española es la inmensa minoría, lo cual, por cierto, no me produce ninguna inquietud, más bien lo contrario, siempre he creído que el cosmopolitismo era un enorme valor para un espacio social, así que las banderas que veo forman un entramado que, en algunos momentos, me evoca las páginas de las Enciclopedias donde están todas las banderas del mundo, único espacio donde siempre me ha gustado mirarlas.

Así, casi mezcladas, sí son bonitas por diversas. Pero en concreto en el fútbol debería irse más allá de la mezcla para entrar en el mestizaje que ya pasean la mayoría de las selecciones supuestamente nacionales (de nuevo el nacionalismo desbordado). En España hay un tal Senna y otro tal Pernía, en Francia hay al menos un tal Zidane, y hasta en Alemania hay un señor muy moreno llamado Odonkor.

Parece que todo invita a repensar lo de las nacionalidades en claves más mestizas, más cosmopolitas, hasta el fútbol. Los equipos se van pareciendo cada vez más a la preciosa diversidad actual de cualquier aula de nuestros centros educativos públicos. Bien cosmopolitas, diversas y ricas. Preparadas para dar una formación más compleja que la de "los nuestros y los otros".

14 junio 2006

Pedagogía de las abuelas

Para empezar, una ración de la vieja "pedagogía de las abuelas" que, evidentemente, sigue en vigor.


LOS NIÑOS APRENDEN LO QUE VIVEN

Si un niño vive criticado,
aprende a condenar.

Si un niño vive en un ambiente hostil,
aprende a pelear.

Si un niño vive ridiculizado,
aprende a ser tímido.

Si un niño vive avergonzado,
aprende a sentirse culpable.

Si un niño vive con tolerancia,
aprende a ser paciente.

Si un niño vive con aliento,
aprende a tener confianza.

Si un niño vive estimulado,
aprende a apreciar.

Si un niño vive con honradez,
aprende a ser justo.

Si un niño vive con seguridad,
aprende a tener fe.

Si un niño vive con aprobación,
aprende a valorarse.

Si un niño vive con aceptación y amistad,
aprende a encontrar el Amor en el mundo.